Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

AGUIRRE LO NIEGA Y AFIRMA QUE SI HAY ALGÚN IMPLICADO "SERÁ EXPULSADO"

Gallardón apunta al Gobierno de Aguirre como responsable del espionaje

Imagen de archivo de Miguel Blesa
Gallardón apunta al Gobierno de Aguirre como responsable del espionaje
EFE

La supuesta existencia de unos 'servicios secretos' a las órdenes de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid dejaba este jueves signos de un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno de Esperanza Aguirre y el Ayuntamiento de Alberto Ruiz-Gallardón, ambos del PP. Aunque el Ejecutivo califica de "gran mentira" la existencia de dicha unidad, el primer edil consideró este jueves que esos 'servicios secretos' sí forman parte del Gobierno de Aguirre. Ante esta afirmación, el vicepresidente del Ejecutivo regional, Ignacio González, le exigió una rectificación salvo que tenga "una prueba fehaciente", al tiempo que desvinculó completamente a la presidenta de la polémica. Precisamente, Aguirre salió en defensa de los miembros de su Ejecutivo, aunque señaló que si descubre que alguien de la Comunidad está implicado en la red de espionaje "será expulsado".

"Leyendo los informes de 'El País' se llega a dos conclusiones: o son falsos o, si son auténticos, los autores de los informes mismos se confiesan parte integrante de una unidad perteneciente a la Comunidad, e identifican como elementos y espacios suyos a las personas y sedes de las distintas direcciones generales", sentenció Gallardón en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, en la que, sin embargo, rechazó establecer una línea de responsabilidad política entre esa "unidad parapolicial" y el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

El alcalde dijo que está "a lo que digan los jueces", porque a estas alturas "hablamos de hechos que tienen autores materiales pero no sabemos quiénes son, y cuando presenten la declaración correspondiente y digan si lo hicieron y por qué, si fue de motu propio o siguiendo instrucciones, se podrá extender su responsabilidad o no a otras personas, pero sin que estas personas hayan comparecido y hayan relatado los hechos, hacer una extensión de responsabilidades sería una irresponsabilidad". Por la misma razón, rechazó que se pida una investigación interna en el PP.

Posteriormente, en una comparecencia ante los medios la propia Aguirre pidió a Gallardón y a "aquellas personas que den por buena la información información que publica 'El País'", que demuestren el espionaje o sino que rectifiquen de sus palabras acusando a la Comunidad, porque sino se verán en los tribunales, amenazó. Así, indicó que no "hay nadie más interesado" que la Administración autonómica en que se aclare este asunto ya que se siente "la principal perjudicada" por la trama.

Del mismo modo, señaló que pone la mano en el fuego por los miembros de su Gobierno, entre ellos el vicepresidente y portavoz, ya que, a su juicio, los reportajes aparecidos en prensa "sólo dan credibilidad" al de su vicepresidente porque "es el único que estaba documentado con fotos que demuestran que se le ha espiado y que era una víctima". Sin embargo, Aguirre, señaló durante su intervención que si se demuestra "que alguna persona en la Comunidad ha participado en espionajes, seguimientos o lo que sea, al nivel que tenga, inmediatamente será expulsado".

También en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, el número dos del Ejecutivo de Aguirre, junto a Granados, respondió al primer edil: "Salvo que alguien tenga una prueba fehaciente que acredite la existencia de una trama de espionaje, de un servicio de espionaje o cualquier otra circunstancia, no se puede hacer ninguna afirmación en el sentido de la que hizo el alcalde, y si se ha hecho, que se rectifique". González advirtió de que ante una "imputación falsa", la Administración actuará en derecho como corresponda y se dirigirá al juez, porque "ante una situación delicada" hay que ser "muy cuidadoso".

"Una gran mentira"

Por su parte, Granados señaló que la estructura de seguridad que mantiene la Comunidad de Madrid es "exactamente" la misma que tenía cuando Gallardón era el presidente del Gobierno regional, por lo que "si alguien califica de parapolicial la estructura montada, era igual de parapolicial que la anterior". El consejero confirmó que las personas que se mencionan en el diario 'El País' trabajan en la Dirección General de Seguridad dependiente de la Consejería que dirige, pero reiteró que sus labores se limitan a labores de seguridad en edificiones, instalaciones y personas dentro de las competencias de su Departamento.

En esta línea, consideró "ciertamente incompatible" con el espionaje que se les imputa sus labores diarias, porque "difícilmente alguien está prestando labores de seguridad al lado del escolta de Manuel Cobo luego va a estar haciendo de espía de Manuel Cobo". A juicio de Granados, toda la información que se está publicando "no tiene ni pies ni cabeza" y es una "gran mentira", pero aún así hizo un llamamiento: "Dado que las actividades o informaciones que se han producido se pueden derivar actuaciones delictivas y se ha imputado al Gobierno de la Comunidad, es exigible que cualquier persona, medio de comunicación o institución que tenga cualquier dato relacionado lo acredite y lo ponga en conocimiento de la Justicia".

Granados, que sólo considera acreditado el seguimiento al vicepresidente de la Comunidad -pues es del único del que se publicaron fotografías- aprovechó para lanzar una crítica al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, cuyos seguimientos se publicaron ayer. "Si sus servicios de protección lo han detectado (el seguimiento) lo habrán puesto en conocimiento de Cobo y entiendo que él lo ha puesto en conocimiento de la Justicia. No sé si se ha producido o no, pero cuando alguien da por seguro que se le ha seguido o ha visto la prueba o sus servicios de vigilancia lo han detectado en algún momento".

El consejero dijo haber abierto una investigación "verbal" con todos sus posibles funcionarios y personas que puedan estar implicadas en la trama, pero dijo que de momento no se ha tomado ninguna represalia. Además, González dejó claro que en cualquier caso, el presidente de la Comunidad de Madrid "no tiene por qué saber" la estructura de la Seguridad, dado que son temas "muy sensibles". En esta línea, dijo que Aguirre no presidió hoy el Consejo de Gobierno "por motivos personales" y que desde que saltó la polémica todos los miembros del Ejecutivo, incluida su presidenta "han estado encima del asunto".

Por último, se le preguntó al vicepresidente si pondría la mano en el fuego por Granados a la hora de determinar si ha sido él el responsable del espionaje a su persona, una cuestión a la que respondió: "Si lo que me pregunta es si el señor Granados, como miembro del Gobierno, ha montado una red, servicio o estructura de espionaje, evidentemente le tengo que decir que no, porque si lo supiera tendría que haber denunciado el asunto y haberlo impedido y haber actuado contra ella". Además, añadió que no tiene "la más mínima constancia de que eso sea así ni la más mínima duda, como no la tienen ninguno de los miembros del Gobierno".

Etiquetas