Despliega el menú
Nacional

PARTIDOS/PP

Fraga defiende la visita de Moratinos a Gibraltar y no comparte las críticas de su partido

El senador y presidente fundador del PP, Manuel Fraga, defendió la visita a Gibraltar del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, y apuntó que no comparte las críticas que han emitido algunos cargos de su partido al tachar el viaje de "traición histórica". Mientras tanto, el presidente popular, Mariano Rajoy, aseguró que Moratinos "es el primer ministro en la historia que hace una visita oficial a su propio país".

El senador del PP, Manuel Fraga, admitió que no está "de acuerdo" con las opiniones que han realizado algunos de los dirigentes de su formación al cargar duramente contra el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel ngel Moratinos, por visitar Gibraltar el pasado martes. "Algunos han dicho que es una traición histórica. A Gibraltar hay que ir de una manera o de otra porque si no, es desentendernos por completo del asunto", explicó.

En este sentido, el ex presidente de la Xunta de Galicia respaldó el viaje del jefe de la Diplomacia española, ya que, "acompañado de las declaraciones que él ha hecho, es perfectamente admisible". Así, confesó que el tema de Gibraltar lo tuvo muy presente tras ser nombrado embajador en Londres en 1973.

Fraga consideró que, una vez que el Peñón "ha renunciado al contrabando", que fue "su medio de vida en el siglo XIX", puede haber "una buena relación entre llanitos y los españoles". "Yo personalmente creo que las relaciones pueden y deben ser profundizadas, preparando un futuro en el que no empecemos por desconfiar unos de otros", añadió.

En cuanto a la forma en que se ha planteado la visita, en la que se ha dado una especie de representatividad al ministro de Gibraltar, Peter Caruana, Fraga recalcó que eso le traía "sin cuidado" porque "todo el mundo sabe que España se reservó por el mismo Tratado de Utrech que Gibraltar no pudiera transferirse". Del mismo modo, agregó que "en Gibraltar lo que hay que hacer es continuar presionando por los derechos ya reconocidos por el Tratado de Utrech y por todas las recopilaciones posteriores".

Visita oficial "a su propio país"

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró que Moratinos "es el primer ministro en la historia que hace una visita oficial a su propio país" y que "ha hecho el ridículo, ha tratado a Gibraltar de igual a igual, no ha resulto nada y lo único que ha conseguido es haber sido elogiado por Caruana y por la prensa británica".

Así lo declaró en un acto con afiliados del PP en Chipiona (Cádiz), donde añadió que "no hay ningún resultado de esta visita y hemos perdido la autoridad para decirle a nadie que no vaya a Gibraltar y ha roto una política que data de hace 300 años". Por ello, rechazó "categóricamente" la visita y sentenció que "España es un gran país y no puede estar en manos de personas que hacen disparates como este".

Tras estas manifestaciones, el líder del principal partido de la oposición calificó de "absolutamente disparatada" la política exterior española, "primero en Venezuela, después en Cuba, luego en la Alianza de Civilizaciones y ahora en Gibraltar". Mientras tanto, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, afirmó que los vecinos de la comarca están "atónitos" porque un ministro español "no defiende los intereses" de los ciudadanos.

No obstante, Manuel Fraga elogió la gestión de Moratinos debido a que "está haciendo lo que puede dentro de un partido que no hace lo mismo que él". "En mi opinión, Moratinos dijera o no dijera lo que dice que dijo en Gibraltar, es evidente que es un hombre ponderado que está haciendo todo los posible para que la política exterior no sea devorada por la política interior", explicó.

También vio "bastante sólido en sus declaraciones" al titular de Exteriores durante su visita oficial a Guinea Ecuatorial, pese a que, según recordó, hubo gente que le criticó por sus manifestaciones. Fraga, que firmó el acta de independencia de Guinea en 1968, destacó los avances que se han producido en la ex colonia española y admitió que su presidente, Teodoro Obiang, "no lo está haciendo mal, lo está haciendo muy bien".

Etiquetas