Despliega el menú
Nacional

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Estupor en la clase política tras el 'miércoles negro' de la violencia machista

Jesús Caldera, quiso calmar la situación asegurando que la Ley Integral contra la Violencia de Género, se está aplicando con "total intensidad".

La violencia de género dejó el miércoles la jornada más sangrienta desde que se contabilizan los casos de maltrato, con cuatro mujeres asesinadas. Este dato ha provocado el estupor entre los partidos políticos que se han puesto de acuerdo a la hora de condenar esta barbarie. Mientras, los detenidos comenzaron a pasar este miércoles a disposición judicial. El primero en hacerlo, el detenido por apuñalar mortalmente a su mujer en El Puerto de Santa María (Cádiz), ha sido enviado ya a prisión sin fianza.

Tras el 'miércoles negro' de la violencia machista, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, quiso calmar la situación asegurando que la Ley Integral contra la Violencia de Género, se está aplicando con "total intensidad" al tiempo que aseveró que el Gobierno estaría dispuesto a una modificación de la normativa "si se comprueba que hay alguna deficiencia". Caldera, quien dijo sentirse "consternado" ante los cuatro crímenes, abogó por la fortaleza de la Ley para hacer frente a estas situaciones, pero solicitó a la ciudadanía "no bajar la guardia" a la hora de denunciar agresiones.

El líder del PP, Mariano Rajoy, se refirió también a los cuatro sucesos durante el discurso pronunciado en su visita a Santa Cruz de Tenerife, en donde aseguró que si su formación gana las elecciones, será "implacable" y "contundente" contra la violencia machista, a través de medidas preventivas y más juzgados. En este sentido, Rajoy señaló que este problema que sufre nuestro país no se combate sólo con una ley (en referencia a la norma aprobada por el Gobierno socialista al comienzo de la legislatura), sino que se necesitan medidas más contundentes.

Estas palabras fueron apoyadas por la número 9 del PP en Madrid, Cayetana Álvarez de Toledo, quien prometió que su partido "solucionará el problema" y que no se limitará a "lanzar muertos a la cara" de la oposición "como hizo este martes" el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en referencia a las declaraciones del dirigente socialista en las que aseguró que estas muertes eran "consecuencia de la inestabilidad creada por la derecha". En este sentido, puntualizó que el PSOE no está en condiciones de dar lecciones sobre la violencia de género" y recordó que "las políticas de mujer no son exclusiva "de la izquierda".

Por su parte, el coordinado general de IU, Gaspar Llamazares, se comprometió a "revisar a fondo" la Ley de Violencia de Género, ya que aunque, en su opinión, "ha sido una gran norma, es evidente que hay cosas que mejorar por que las muertes y la violencia continúan". Así, durante un coloquio en la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga, Llamazares señaló que su formación "tomará medidas de carácter penal" aunque también puntualizó que se tomarán también medidas "culturales, educativas, sociales y laborales que den mayor autonomía a las mujeres y permitan mayor nivel de igualdad".

Asociaciones indignadas

Pero no sólo los políticos han querido tener palabras sobre el problema de la violencia de género. Diez organizaciones feministas han suscrito un comunicado de condena. En él, según explicó la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, se denuncia que estos episodios de violencia "son consecuencia de la sociedad patriarcal basada en una supuesta superioridad de hombres frente a mujeres". Del mismo modo, la Plataforma de Mujeres Artistas, piden la revisión de las campañas de sensibilización contra este tema, para que el mensaje llegue no sólo a la víctima, sino también a los vecinos y familiares de ésta.

Mientras, en toda España se han producido numerosos actos de repulsa contra los asesinatos. Más de medio millar de personas se congregaron en El Puerto de Santa María, una de las localidades donde este martes fallecía una mujer, apuñalada por su marido en plena calle. En Madrid, más de 300 personas recordaron a la joven boliviana de 22 años que moría tras recibir tres cuchilladas en el tórax, en una concentración promovida por CC.OO. Cinco minutos de silencio guardaron en Palma de Mallorca, en solidaridad con las familias de la fallecida. En Cullera (Valencia) recordarán a su vecina fallecida mañana.

También las instituciones han mostrados su rechazo a la situación, así como los gobiernos autonómicos. Hasta la sesión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se paralizó durante un minuto en el que se recordó a las cuatro víctimas.

Juicios por los detenidos

Un día después de las tragedias, tres de los cuatro agresores (el cuarto se suicidó), se encuentran detenidos a la espera de pasar a disposición judicial. Ya lo ha hecho el primero. El ex marido de la mujer de El Puerto de Santa María (Cádiz), de 56 años, ha sido enviado a prisión sin fianza por un delito de homicidio. El abogado del imputado aseguró que su cliente está en 'shock' por lo sucedido y que "no recuerda" lo que ocurrió cuando, discutiendo con su mujer en la calle le apuñaló en repetidas ocasiones.

El acusado tenía una orden de alejamiento, dato que hará más dura la sentencia final. También la tenía el hombre que disparó a su ex mujer en Cullera (Valencia), de hecho había sido condenado anteriormente a cuatro meses de cárcel, por acoso y maltrato. Sin embargo cambió el periodo carcelario por cursos de formación, una opción que establece la ley (si no se tienen antecedentes) y que exige que en los siguientes dos años no se cometa ningún tipo de delito.

Etiquetas