Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

fuerzas armadas

Las tropas españolas se retiran de Bosnia

Los 134 soldados que forman parte del último contingente español en la base de Sarajevo finalzian su relevo este mes de octubre y vuelven a casa.

La ministra de Defensa, Carme Chacón

Chacón asegura que ya tiene pactado el plan de retirada de Kosovo con la OTAN

EFE

Bosnia, misión cumplida. Tras 18 años de presencia militar en el país balcánico, España prepara la salida del último contingente desplegado en la base 'Camp Butmir' de Sarajevo, cuartel general de la Fuerza de la Unión Europea (Eufor). Los 134 soldados presentes en la actualidad en Bosnia, en su mayoría de la Fuerza Expedicionaria de la Infantería de Marina, iniciarán su repliegue este mes. Pondrán así el broche a la operación exterior más longeva y una de las más exitosas para las Fuerzas Armadas, en la que han participado unos 36.000 militares.

La retirada, en todo caso, no será definitiva, ya que el Ejército de Tierra contribuirá con unos 30 efectivos a la nueva fase de formación y adiestramiento de ejército bosnio.

El último capítulo de la misión militar se escribirá el próximo fin de semana con el simbólico acto de transferencia del poder a las autoridades locales. España tendrá un lugar preferente en el acto, ya que el mando del batallón multinacional de la Eufor, que integra a diferentes unidades de Austria, Polonia, Hungría, Turquía y España, lo lidera el teniente coronel José Manuel Estévez. El Ejército, a su vez, contribuye con los 134 militares dispuestos en equipos de observación y enlace, una sección de reconocimiento, un elemento de apoyo logístico nacional y un equipo de guardias civiles que forma parte de la Unidad Internacional de Policía.

A diferencia de la inesperada salida de Kosovo, anunciada por la ministra Carme Chacón en marzo de 2009 y consumada en verano pese al malestar de la OTAN, los planes para abandonar Bosnia son antiguos. En 2007, tras comprobar la mejora de la seguridad en el país y en la región, la UE decidió reducir de forma sustancial sus efectivos. En mayo de 2008 los estados miembros acordaron transformar la operación en una misión no ejecutiva para adiestrar a las fuerzas armadas bosnias. Y en diciembre pasado Chacón confirmó en el Congreso que los objetivos militares "habían sido alcanzados".

Repliegue progresivo

El progresivo repliegue del contingente español comenzó en febrero, cuando estaban desplegados 262 soldados. Entonces se retiró la sección de la compañía de maniobra, compuesta por 38 efectivos. En junio una sección de reconocimiento y en septiembre el personal de los cuarteles generales. La siguiente fase finalizará esta semana y llega tras las elecciones presidenciales del pasado 3 de octubre, el simbólico punto y seguido elegido por la UE para concluir su estancia en los Balcanes. La propia jefa de la diplomacia europea, Catherine Ahston, reafirmó su apoyo para que Bosnia forme parte del proyecto comunitario tras el transcurso "tranquilo" del proceso electoral.

Lejos queda aquel 14 de septiembre de 1992, cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó el envío de fuerzas multinacionales en misión humanitaria a Bosnia-Herzegovina, donde el horror de la guerra y el sufrimiento de la población civil habían hecho acto de presencia desde abril. Bajo el paraguas de la ONU, 400.000 cascos azules de 35 países actuaron más de años -el tiempo que duró la guerra- en la pacificación de la región.

El coste de la operación militar en estos 18 años ha sido de 1.860 millones de euros, según anunció la ministra Carme Chacón el pasado diciembre en el Congreso. La mayor parte del gasto coincidió con los años más duros del conflicto, entre 1992 y 2002, mientras que en el último lustro, coincidiendo con el mando de la Unión Europea y la reducción de efectivos a partir de 2007, el coste fue 40 millones.

Etiquetas