Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EjÉRCITO

España prepara un contingente de 1.200 soldados para Afganistán

Entre los encargados de dar, en diciembre, el relevo a las tropas allí destinasdas se encuentra una unidad que posee Zaragoza como base.

El teniente general Virgilio Sañudo, jefe de la Fuerza Terrestre, ha presidido una parada militar en el acuartelamiento Cabo Noval (Siero, Asturias) con la que concluye la instrucción de seis meses para 1.200 soldados que en noviembre y diciembre relevarán tropas en Afganistán.

"Sigamos siendo un ejército sin mancha", les ha instado Sañudo a los oficiales y soldados en un discurso en la parada militar en el que también ha apuntado que el Ejército español "no ha conculcado nunca ninguna norma ni humillado a un semejante".

Sañudo ha recomendado a los militares que partirán hacia Afganistán que eviten los excesos de confianza, respeten la legalidad internacional y los derechos humanos y que usen las armas "sólo cuando sea necesario y de acuerdo con las reglas de enfrentamiento en vigor".

"Intentad minimizar los daños colaterales" y "respetad las costumbres y el modo de ser de la población afgana" han sido otros consejos que el jefe de la Fuerza Terrestre española ha dado a la tropa, que se nutre principalmente de la Brigada Galicia VII con base en Figueirido (Pontevedra), pero también de unidades ubicadas en Asturias, Valladolid, Valencia, Zaragoza y Madrid.

En la parada militar del acto de despedida de la Aspfor XXVII también se ha dirigido a los soldados el coronel Francisco Rosaleny, jefe del regimiento de infantería Príncipe 3 (con base en Asturias), quien estará al mando del contingente.

Rosaleny ha pedido "a la sociedad asturiana y española" comprensión y apoyo hacia los militares desplazados en Afganistán y ha recordado que en la misión de reconstrucción del país y ayuda a su gobernabilidad colaboran con 46 países.

"Estamos con la moral alta, preparados y esperando la orden para despegar", ha dicho el coronel.

Los militares que partirán en las próximas semanas se desplegarán en Qala i Now (provincia de Bagdhís) y su tiempo previsto de estancia en Afganistán será de entre cuatro meses y medio y cinco meses, hasta una próxima rotación.

El despliegue se hará por grupos -en vuelos que despegarán de Madrid, Asturias y Galicia- y hasta que en diciembre se haya desplazado el contingente de 1.200 soldados continuará la instrucción que comenzó hace 180 días, con especial preparación para el tiempo invernal y acometida en Zaragoza, Sevilla, Pontevedra y Asturias.

Tras la parada militar, concluida con un homenaje a los caídos, las tropas han llevado a cabo un desfile, en el que han participado vehículos de transporte similares a los que son empleados en Afganistán: los LMV Lince (para cinco personas) y los RG-31 Nyala (para un pelotón, nueve), blindados y con protección contra minas.

En declaraciones a periodistas, el portavoz del PP en la comisión de Defensa del Senado y presidente del partido en Asturias, Ovidio Sánchez, ha destacado que "es una misión de defensa de Occidente y de España", así como ha recordado que la encomienda parte del Parlamento español.

Etiquetas