Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CUMBRE BILATERAL

España y México acuerdan impulsar el intercambio

El presidente Zapatero traslada a Calderón el interés de las empresas españolas en lograr contratos dentro del proceso de liberalización que impulsa el Ejecutivo centroamericano.

Los presidentes de España y México, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe Calderón, acordaron ayer dar un mayor impulso al intercambio comercial y a los flujos de inversión bilateral, durante el encuentro que mantuvieron antes del arranque de la cumbre entre UE y México por la tarde en Comillas (Cantabria). Además, el jefe de Gobierno español trasladó a su homólogo mexicano el interés de las empresas españolas de lograr adjudicaciones de contratos dentro del proceso de privatización y liberalización que está impulsando el Gobierno del país centroamericano.

Zapatero y Calderón mantuvieron al mediodía una entrevista bilateral en Santillana del Mar, antes de la ceremonia de intercambio de banderas históricas arrebatadas en combate durante la Guerra de la Independencia y de la entrega de un galardón al presidente mexicano, en el que Zapatero le trasladó públicamente el interés de las empresas españolas de lograr adjudicaciones de contratos en México y de intensificar el comercio entre los dos países.

Una "apuesta a largo plazo"

"Nuestras empresas desean participar en los posibles proyectos que alumbren los procesos de privatización y liberalización que está impulsando el Gobierno mexicano, especialmente en el sector eléctrico, las comunicaciones, el transporte, donde nuestros grupos empresariales acreditan un liderazgo mundial", afirmó en la entrega a Calderón del 'Premio Nueva Economía Forum 2009 al desarrollo económico y la cohesión social'.

Zapatero subrayó la "apuesta a largo plazo" que las empresas españolas han hecho en el país centroamericano, donde tienen "voluntad de permanecer" pese a las dificultades económicas, así como su "contribución al progreso y al desarrollo" de México. Aunque calificó de "excelentes" las relaciones económicas y comerciales, Zapatero consideró que aún existe un "amplio margen de crecimiento". En este sentido, se refirió al interés de España por "fortalecer la capacidad de exportación de las pequeñas y medianas empresas".

Por su parte, en su intervención tras recoger el premio, Calderón destacó el crecimiento de un 100% que han registrado los intercambios comerciales de España y México en los últimos diez años y que en 2009 ascendieron a 4.000 millones de euros. Además, puso el énfasis en cómo el país se ha recuperado de la crisis, que golpeó a este país el año pasado, y que prevé crecer en 2010 al 4,2%.

Antes, en la reunión entre ambos y según informó el Gobierno mexicano, Calderón expresó su agradecimiento al Gobierno español por su "valioso" apoyo en el reconocimiento a México como socio estratégico de la UE (estatus que obtuvo en 2008) y su respaldo para la adopción ayer de un plan ejecutivo conjunto que llenará de contenido esta asociación. También intercambiaron puntos de vista sobre temas como los derechos humanos, el cambio climático, la reforma del sistema financiero internacional o la situación actual en América Latina y Europa.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, también presente en el acto, definió al país centroamericano como "aliado estratégico natural" e "interlocutor privilegiado".

Etiquetas