Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

NEGOCIO ARMAMENTÍSTICO

España dobla en el primer semestre sus exportaciones de armas a pesar de la crisis

Entre los países receptores hay, según denuncia un grupo de ONG, "destinos preocupantes" como Arabia Saudí, Israel, Ghana o Pakistán.

España exportó armas por valor de más de 907,6 millones de euros en el primer semestre de 2010, más del doble de lo que vendió en el mismo periodo del año pasado. De mantenerse esta tendencia en el segundo semestre, el ejercicio batiría récords históricos, a pesar de la crisis.

Así se recoge en el último informe de la campaña 'Armas bajo control', que denuncia que el sector está sorteando la crisis interna aumentando el envío de armamento al exterior, incluso a los denominados "destinos preocupantes", donde existen limitaciones a la exportación por ser países y territorios en los que las armas puedan ser usadas para violar los derechos humanos.

El estudio -que fue presentado ayer por las ONG Amnistía Internacional, Fundació per la Pau, Greenpeace e Intermón Oxfam- asegura que la "crisis económica" y el "contexto actual de austeridad presupuestaria" han provocado que el Ministerio de Defensa tenga "menor capacidad para adquirir armamento y absorber una parte significativa de la producción del sector".

El informe ha contado con la asistencia técnica del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (Iecah). Mientras, los datos han sido extraídos de la Agencia Tributaria.

"Sin embargo, y ante el interés en consolidar este entramado empresarial que agrupa a unas 850 empresas con una facturación anual que supera los 3.600 millones de euros y genera 18.000 empleos directos, el Gobierno y las empresas están apostando por el incremento de las exportaciones", explica el estudio.

Ley de comercio de armas

Asimismo, el informe manifiesta su preocupación por el hecho de que las autoridades y compañías privadas primen las exportaciones a pesar de que estas operaciones aumentan el riesgo de ventas que violen las restricciones de la ley 53/2007 sobre comercio de armas. Esta normativa establece la prohibición de exportar a zonas donde existan indicios razonables de que esos equipos puedan ser empleados en acciones que perturben la paz, la estabilidad o la seguridad o que pueda emplearse para cometer violaciones de los derechos humanos.

En esa línea, para la plataforma es especialmente inquietante que solo 42,3% de esos pertrechos tuviera como destino países de la UE y de la OTAN, frente al 57,7% restante que se repartió entre otros 60 países. Entre estos estados, explica el informe, hay varios "destinos preocupantes", entre los que cita ocho: Arabia Saudí, Colombia, Israel, Ghana, Pakistán, Marruecos, Tailandia y Turquía.

En el caso de Arabia, "país con graves violaciones de los derechos humanos", recibió productos de defensa españoles por valor de más de 453.000 euros, especialmente en munición, y está a la espera de que se cierre un contrato para la venta de 200 carros Leopard 2E, en la que sería la mayor operación de venta de armas de la historia española, por valor de 3.000 millones de euros.

4,1 millones a Marruecos

Colombia, "pese a su grave conflicto armado interno", fue el destino de material valorado en 285.000 euros. Israel recibió más de 3,2 millones de euros en diferentes tipos de material, incluyendo proyectiles y municiones. Marruecos adquirió armas por valor de 4,1 millones. En la lista también figuran más de 215.000 euros vendidos a Pakistán, casi 115.000 a Tailandia y 38,9 millones a Turquía.

Las ONG denuncian que, tres años después de la aprobación de la ley, continúa la venta de armas a destinos "preocupantes" y reclaman que se facilite información sobre las exportaciones con antelación suficiente para poder mejorar el control parlamentario.

Los autores del informe también piden que el Gobierno dé instrucciones a los agregados de Defensa de las embajadas para que hagan seguimiento del material exportado, tal como pidió el Parlamento al Gobierno en 2008.

Etiquetas