Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SUCESOS

En libertad Pedro Antonio Seco Martínez, el asesino en serie de Villarrobledo

Pese a que fue condenado en 1997 a 90 años, se ha beneficiado de la redención del anterior Código Penal.

Pedro José Moreno Villar del Saz, marmolista de 33 años; José Ballesteros Ordónez, albañil de 23 años; y Juan Segundo López Rebolloso, taxista de 42 años, tuvieron la mala fortuna de cruzarse en el camino de Pedro Antonio Seco Martínez entre los años 1991 y 1993. Pedro Antonio Seco, conocido como el 'asesino en serie de Villarrobledo' (Albacete), quedó ayer en libertad tras haber pasado los últimos 17 años en prisión. La Audiencia Provincial de Albacete le condenó a 90 años de cárcel en 1997 por estos tres crímenes cometidos en Villarrobledo, pero se ha beneficiado de la redención de penas contemplada en el antiguo Código Penal que se le aplicó.

Juan Molina, abogado de la familia del taxista asesinado, coincide con la opinión de algunos forenses que declararon durante el juicio: "Pedro Antonio es un psicópata, un hombre sin sentimientos". Ayer dejó atrás los barrotes de su celda en la prisión de Castellón, algo que ha molestado a las familias de sus tres víctimas.

El marmolista Pedro José Moreno fue encontrado en junio de 1991 con el cráneo aplastado por una piedra. El albañil José Ballesteros apareció en diciembre de ese año con múltiples puñaladas por todo el cuerpo y la cabeza aplastada. En septiembre de 1993, este asesino en serie acumuló otro crimen: tomó un taxi en Albacete junto a un amigo para dirigirse a Villarrobledo; cerca de su destino, ordenó al taxista Juan Segundo López detener la marcha. Su cadáver fue encontrado horas más tarde en un descampado. Dos días después, ambos fueron detenidos por la Guardia Civil y Pedro Antonio confesó.

Las familias de sus tres víctimas no han percibido las indemnizaciones porque el criminal se declaró insolvente.

Etiquetas