Nacional
Suscríbete

MEMORIA HISTÓRICA

En busca de García Lorca

Tras los diez días que se han destinado a la señalización y a levantar una carpa que permitirá que los trabajos se desarrollen con privacidad, este jueves comienza oficialmente la excavación de las cuatro posibles fosas ubicadas en Fuente Grande de Alfacar, en las que podrían estar los restos del poeta Federico García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo, y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Los trabajos durarán al menos dos meses. Así lo ha declarado hoy, miércoles, la presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada (AGRMH), Maribel Brenes, y el asesor del comisario para la Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, Javier Giráldez, durante una visita guiada para unos 200 periodistas, entre ellos varios corresponsales extranjeros, lo que da una idea de la expectación que ha levantado esta noticia.

Los arqueólogos exhumarán fosa por fosa y los restos óseos que se encuentren se irán trasladando al Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, que dirige el forense José Antonio Lorente, para su posterior cotejo con el ADN de los familiares que han solicitado recuperar a sus allegados, en concreto los de Galadí, del inspector de tributos Fermín Roldán y del restaurador Miguel Cobo. Estos dos últimos también pueden estar en la fosa junto con el poeta, según se ha sabido recientemente.

Más cadáveres

La familia de Lorca se ha reservado el derecho a solicitar la identificación del poeta, para lo que estará dispuesta a proporcionar ADN, mientras que los descendientes del maestro Galindo barajan la posibilidad de hacer lo mismo. Marisol Brenes ha dicho a los periodistas que no permitirá la presencia de familiares durante la fase de excavación y que no descarta la posibilidad de que aparezcan más cadáveres de los seis que, en principio, yacen en la fosa que buscan.

Asimismo, según sostuvo Brenes, la asociación no prevé informar a la familia García Lorca ni a los Galindo a menos que ellos lo requieran. "Para mí es tan importante Galadí como puede ser Lorca para el resto de la humanidad y como cualquier Pepe Pérez que está enterrado en una fosa de Dios sabe dónde. Para mí no es fundamental encontrar a Lorca si la familia no quiere identificarlo", mantuvo la presidenta de la AGRMH.

La estructura metálica levantada tiene diez por 20 metros de extensión y tres metros de altura. Se ubica en un área de 200 metros cuadrados en la que se localizan cuatro posibles enterramientos de los seis que han detectado los geólogos del Instituto Andaluz de Geofísica.

Etiquetas