Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EDUCACIÓN

En Aragón ha habido cerca de 300 alegaciones

El departamento de Educación del Gobierno de Aragón ha recibido en los dos últimos cursos cerca de 300 solicitudes de objeción de conciencia a la asignatura de Ciudadanía, en concreto, 298. Huesca ha sido la provincia donde más casos se han registrado (130), seguida de Zaragoza (124) y Teruel (44), según datos aportados ayer por la Consejería.

Todas estas objeciones fueron denegadas por la DGA y tras esto, en 114 casos se presentó un recurso de alzada contra la decisión del departamento.

Una vez que estas eran denegadas por la consejería, 114 familias presentaron un recurso de alzada al departamento. Además, durante el pasado curso y lo que va del actual 36 casos han llegado al Contencioso-Administrativo. De ellos, se dictaron medidas cautelares que permitían a los alumnos no asistir a clase en 15 ocasiones y hubo otras 2 en las que se desestimó el recurso. El resto están pendientes de resolver.

En este tiempo, también ha habido sentencias de los tribunales: ocho estimaron la posibilidad de ejercer objeción de y cinco la desestimaron.

La postura del Ejecutivo

Desde la Consejería de Educación señalaron que la decisión del Tribunal Supremo ratifica la postura que ha mantenido la DGA desde el principio. Es decir, que no cabe objeción de conciencia ante una materia curricular que nace del desarrollo de una ley orgánica. "Se seguirá impartiendo y esperamos que los alumnos que no asistían a clase se incorporen con total normalidad", apuntaron fuentes del Departamento. "Agradecemos la responsabilidad de los centros educativos en general, y especialmente de aquellos que se han visto afectados por esta situación", añadieron las mismas fuentes.

Por su parte, la portavoz de la plataforma "EpC Aragón, va ser que no", Teresa Monaj, aseguró ayer que si es preciso acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para conseguir que sus hijos no cursen la materia.

Etiquetas