Nacional
Suscríbete

ATENTADO EN AFGANISTÁN

El traductor asesinado en Afganistán vivía en Cuarte desde hace diez años

Desde hace unos meses se encontraba en Afganistán como intérprete contratado por el Ejército español y tenía previsto regresar a principios del próximo mes de septiembre.

El traductor muerto junto a dos guardias civiles en Afganistán, en un atentado perpetrado al parecer por un talibán infiltrado, vivía en España desde hace más de treinta años y residía junto a su familia en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva.

Según ha informado un allegado de la familia, se trata de Ataollah Taefik Alili, de origen iraní y de 55 años, casado con una ciudadana española y padre de dos hijos, quien tenía su domicilio desde hace diez años en Cuarte y regentaba un negocio de alfombras.

Desde hace unos meses se encontraba en Afganistán como intérprete contratado por el Ejército español y tenía previsto regresar a principios del próximo mes de septiembre, según las fuentes.

El alcalde de Cuarte de Huerva, Jesús Pérez, ha indicado que residía en la localidad pero no estaba empadronado y que ha ofrecido a la familia la ayuda que necesite.

Una amiga de la familia, también residente en Zaragoza, ha declarado que Taefik Alili se encontraba en Afganistán desde hace tres meses y que tenía previsto regresar el 4 de septiembre. Ha añadido que era una persona excelente y que su familia se siente muy orgullosa de la labor que estaba desempeñando, a la vez que ha confirmado que será enterrado en Cuarte de Huerva.

Taefik, quien llegó a España en 1979, era un conocido miembro de la Comunidad Bahai en Zaragoza, según ha indicado José Luis Fanlo, secretario de la Asamblea Local de esta religión que nació en Irán a mediados del siglo XIX.

En el atentado han muerto también el capitán de la Guardia Civil José María Galera Córdoba y el alférez, también guardia civil, Abraham Leoncio Bravo Picallo, quienes han sido tiroteados cuando instruían a un grupo de 47 agentes afganos en una base militar.

El autor de los disparos, que utilizó un fusil de asalto y falleció tras ser abatido por la Guardia Civil, era chófer de uno de los dos agentes españoles, al parecer del capitán.

La DGA expresa su pesar a los familiares

El gobierno de Aragón ha expresado sus condolencias por el atentado de Afganistán. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha destacado el respaldo a las familias de los fallecidos y ha trasladado sus condolencias a la familia del intérprete, informan fuentes del Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Iglesias se ha puesto a su disposición de la familia del traductor, de 55 años y padre de un hijo de 21 años y de una hija de 16, para prestar desde el Gobierno de Aragón el apoyo que sea necesario

Etiquetas