Despliega el menú
Nacional

SUPREMO

El Supremo reclama al Gobierno que el TC no invada sus competencias

El presidente del Alto Tribunal espera que todas sus salas, salvo la de lo Contencioso, no tengan casos pendientes al iniciar 2010.

El Tribunal Supremo ha pedido al Gobierno que tome las medidas necesarias para impedir que el Tribunal Constitucional vuelva a invadir en el futuro las competencias exclusivas que le otorga la Carta Magna. Opina que es "institucionalmente insoslayable" una "revisión" de esta situación.

El Alto Tribunal, en un capítulo específico de su memoria de actividades de 2007, reclama que los poderes públicos fijen con nitidez los límites legales de actuación del Constitucional y dejen claro que no puede interferir en el trabajo específico y exclusivo del Supremo, como órgano superior y cúspide de la pirámide judicial española.

La reclamación se produce a raíz del último de los múltiples desencuentros históricos entre ambos tribunales: la sentencia por la que el Constitucional, en febrero pasado, anuló la condena por estafa que el Supremo dictó en 2005 contra los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer, conocidos como los Albertos, con la que liberó a los financieros de cumplir más de tres años de cárcel y pagar una indemnización multimillonaria a sus ex socios.

El Constitucional anuló la sentencia al concluir que el delito había prescrito, extremo que había rechazado de manera explícita el Alto Tribunal.

La memoria reconoce que las relaciones entre ambos órganos siempre "han sido difíciles", pero asegura que, en este último año, "el conflicto se ha agudizado". El Alto Tribunal considera que aunque la polémica "aparentemente" es jurídica, el "objeto de la discusión es otro: se trata de la posición de ambos tribunales en el sistema constitucional".

El Supremo indica que el Constitucional, al corregir al Supremo en un asunto de su estricta competencia, "se convierte a sí mismo en el órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, anulando el artículo 123 de la Constitución".

El final del túnel

El presidente del Supremo, Francisco Hernando, que presentó la memoria, destacó que gracias a los refuerzos otorgados por el Ministerio el Alto Tribunal logró reducir entre 2005 y 2007 en 19.000 asuntos su atasco histórico, con la que, a final de año pasado, solo tenía 29.000 casos pendientes.

Apuntó que en los próximos años la mejora se va a consolidar y confió en que cuando termine 2009 no quede un solo caso pendiente en cuatro de las cinco salas del tribunal (civil, penal, social y militar). La única sala en la que el atasco durará hasta 2011 es la de lo Contencioso.

Por otro lado, la Sala Especial del artículo 61 del Tribunal Supremo podría habilitar el mes de agosto para tratar de concluir el proceso de ilegalización contra el PCTV y ANV antes de septiembre. De esta forma, el Alto Tribunal eliminaría las posibles trabas que la resolución de este espinoso asunto podría causar de cara a la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Etiquetas