Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÍTICA

Leguina cree que el zapaterismo toca a su fin

Pérez Rubalcaba y Tomás Gómez aparecen juntos para apoyar la candidatura de Lissavetzky a la alcaldía de Madrid.

De izquierda a derecha, Gómez, Rubalcaba, Menéndez, el candidato Lissavetzky y Tomás Gómez.
Leguina cree que el zapaterismo toca a su fin
MONDELO/EFE

El ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina opina que "el ciclo del zapaterismo toca a su fin" y "es hora de prepararle un funeral de primera" para despedirle "a él y a sus viudas, que son muchas". En una entrada en su blog, titulada 'Muerte digna', Leguina dice que el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció "de forma subliminal, pero certera" que dentro del "paquete de leyes" que el Ejecutivo piensa enviar al Parlamento había que señalar la destinada a ocuparse de "una muerte digna".

El ex presidente madrileño subraya que esa muerte digna se refiere solo al periplo político de Zapatero, porque "la máquina del tren zapaterista agotó el carbón hace ya tiempo y empieza a nutrir su caldera -como en la película de los hermanos Marx- con la madera de los vagones".

Además, critica a "aquellas y aquellos que -sin oficio ni beneficio previos- llegaron a la política para hacerse fotos mientras aplaudían las ocurrencias de su jefe" y lo jalearon mientras perpetraba "los destrozos característicos de quien creyó que en política valía todo, incluida la destrucción del Estado".

El ex presidente madrileño pide a los socialistas que, cuando haya que elegir a un nuevo líder que "dirija la reparación de la nave y la prepare para una nueva singladura", se olviden de la "fotogenia" y las "sonrisas" para elegir a una persona solvente que haya trabajado fuera de la política antes de aspirar a dirigir el partido y el Gobierno de España, "alguien con sentido de Estado".

Mientras, los socialistas madrileños presentaban a su candidato a la alcaldía de Madrid, el ex secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. Durante el acto, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, escenificaron el fin de las desavenencias entre ambos, surgidas a raíz del proceso de primarias en el PSM, adelantando que a partir de ahora se les verá "mucho juntos", con la vista puesta en las elecciones del 22 de mayo.

"Nos van a ver mucho juntos"

"Nos van a ver mucho juntos. No sé si les va a gustar, pero nos van a ver mucho juntos", afirmó Rubalcaba. Querían dejar atrás cualquier atisbo de problema entre los socialistas y lo han hecho en el primer acto público que ambos políticos compartían tras el proceso interno de primarias en octubre. El primero en echar 'flores' fue el líder de los socialistas madrileños, que destacó del vicepresidente que es un "hombre que piensa lo que dice, que dice lo que piensa y que hace lo que dice", además de "gente seria que genera confianza y seguridad en las instituciones".

"Alfredo se ha comprometido con la máxima intensidad porque le hemos pedido los socialistas madrileños que nos ayude a recuperar el Gobierno de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid", manifestó en el centro de Convenciones del Hotel Meliá Castilla ante un nutrido grupo de socialistas y simpatizantes, más de 600, según la organización. Entre ellos, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y la portavoz en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez.

Etiquetas