Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASA REAL

El Rey tuvo "suerte" de no desarrollar un cáncer

El jefe del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Clínic de Barcelona, Laureano Molins López-Rodó, que el sábado lideró la operación para extirparle un nódulo en el pulmón al Rey, consideró ayer que este tuvo "mucha suerte", puesto que nueve de cada diez fumadores con este problema desarrollan un tumor en este órgano vital.

El cirujano explicó que el tabaquismo es una "sospecha muy importante", y el "primer diagnóstico diferencial" que establecen los médicos al hallar un nódulo en el pulmón en fumadores es el cáncer. "Hemos tenido mucha suerte", reiteró el cirujano, que admitió que el Rey continúa su convalecencia postquirúrgica en Barcelona, en la Clínica Planas, porque "ya no necesita el medio hospitalario".

Según Molins, el Clínic es un hospital de agudos, donde "la gente va a curarse, y la tasa de complicaciones en un postoperado hay que reducirla al máximo". "Es un seguimiento que no se puede hacer en casa, porque el desplazamiento -en avión- aún no es aconsejable debido a la apertura del tórax". "En dos semanas podrá hacer vida normal", aseguró.

Etiquetas