Nacional
Suscríbete por 1€

EXTERIORES

El Rey pone la "experiencia" y el "saber hacer" español al servicio del desarrollo asiático

Considera, al igual que el Gobierno, que la región es "una prioridad estratégica para nuestras empresas".

El Rey puso este lunes la "experiencia" y el "saber hacer" de las empresas españolas, "ampliamente demostrados en muchas partes del planeta", al servicio del desarrollo económico y el aumento del bienestar social en Asia, región que al igual que el Gobierno consideró una "prioridad estratégica". Don Juan Carlos hizo este 'ofrecimiento' durante la inauguración oficial de la 41 asamblea anual del Banco Asiático de Desarrollo (ADB) que se celebra en Madrid desde el pasado sábado hasta este martes. En ese acto también participó el vicepresidente económico, Pedro Solbes, quien destacó que el caso de la apertura del mercado español en los últimos 30 años bien puede servir de "ejemplo" para muchos países de esa zona.

"El peso de la España de hoy en la economía internacional y el interés de nuestras empresas por Asia constituyen acicates que estimulan" las relaciones entre ambos, dijo el monarca. Avanzó en este sentido que, tras consolidar su papel dentro de la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), "está decidida a seguir contribuyendo" a las actividades del Banco Asiático, y para ello contribuirá este año con 17 millones de dólares (11 millones de euros) para proyectos relacionados con la provisión de agua, la energía limpia y el desarrollo de infraestructuras urbanas con criterios de respeto medioambiental.

A este respecto, Solbes advirtió que el crecimiento económico (los países en desarrollo aumentarán un 7,6% su producto interior bruto este año, un punto menos que en 2007) resulta una condición necesaria para seguir avanzando en la reducción de la pobreza -el Rey destacó al respecto que si en 1990 más de una de cada tres personas vivían con menos de un dólar al día en Asia, hoy esa proporción se ha reducido a uno de cada cinco-, aunque advirtió que "no es insuficiente". También alertó el ministro de Economía y Hacienda sobre los riesgos añadidos que conlleva el encarecimiento de las materias primas, como el petróleo y los cereales, para los hogares con menos renta.

Pero el vicepresidente no sólo habló de financiación y desarrollo regional en la zona de Asia-Pacífico, sino que también se refirió a la coyuntura económica internacional, donde advirtió aún "ciertas sombras". Este fue uno de los principales asuntos abordados durante su reunión con su homólogo japonés, Fukushiro Nukaga, con quien coincidió en que el fuerte encarecimiento del crudo durante los últimos meses -está ya muy cerca de los 120 dólares por barril- y la delicada situación de la economía estadounidense son los principales riesgos para la mayoría de los países.

Etiquetas