Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SOBRE LAS REVUELTAS

El rey ve legítimas las aspiraciones del mundo árabe

El monarca se reúne con el presidente Peres y recuerda «la necesidad de paz» entre israelíes y palestinos.

El Rey y el presidente Simón Peres, antes del almuerzo ofrecido ayer en el Palacio Real.
El rey ve legítimas las aspiraciones del mundo árabe
SERGIO BARRENECHEA/EFE

El Rey confió ayer en que los cambios en los países árabes respondan a «las aspiraciones legítimas de los pueblos de la región» al recibir al presidente israelí, Simón Peres, quien coincidió con Rodríguez Zapatero en que estas ansias de democracia deben ser «acompañadas» por la comunidad internacional.

Durante la segunda jornada de su visita oficial a España, Peres se reunió con el presidente del Gobierno y con don Juan Carlos, ante quien subrayó que Israel no renunciará al proceso de diálogo en Oriente Próximo abierto con la Conferencia de Madrid hasta alcanzar «una paz íntegra» entre los Estados palestino e israelí.

El presidente israelí advirtió de que los ciudadanos de su país le preguntan a su Gobierno «cómo se puede garantizar que una retirada de Cisjordania no haga que se repita la historia de Gaza», convertida, a su juicio, por Hamás en «base de misiles y terrorismo» contra la población civil, con el apoyo de Irán.

 

Dos Estados

Peres precisó que su país seguirá negociando «hasta que surja un modelo apropiado y nuevo de dos Estados que convivan en paz» y que consagre una Palestina independiente, democrática y con «una economía basada en la ciencia y la tecnología», al tiempo que advirtió de que Israel defenderá y conservará la identidad histórica cristiana del Líbano.

En el brindis del almuerzo que los Reyes y los Príncipes de Asturias ofrecieron en honor del presidente israelí, don Juan Carlos expresó su confianza en que los actuales cambios en los países árabes vecinos de Israel evolucionen «hacia una situación de mayor estabilidad política, social y de progreso económico, de acuerdo con las aspiraciones legítimas de los pueblos de la región».

En relación a la crisis de Oriente Próximo, el Rey recalcó que España hace votos para que, «en los meses venideros», israelíes y palestinos «consigan resolver sus diferencias en pos de un futuro común en paz y con plenas seguridades para los dos Estados».

Por su parte, Zapatero se comprometió ante Peres a trabajar junto a sus socios en el marco del Cuarteto que la UE comparte con EE. UU., la ONU y Rusia para que se reanuden las conversaciones directas entre las dos partes, con el objetivo de lograr un acuerdo de paz con un estatuto final que permita la puesta en práctica de «la solución de los dos Estados».

En cuanto a las revueltas que sacuden estos días el mundo árabe, el jefe del Ejecutivo y el presidente israelí coincidieron en que las «ansias de una mayor democratización» en estos países árabes deben ser «acompañadas» por la comunidad internacional para mejorar sus condiciones políticas, sociales y económicas.

En esta segunda jornada de su visita a Madrid, con ocasión del XXV aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, Peres visitó también el Congreso de los Diputados.

Etiquetas