Despliega el menú
Nacional

ATENTADO DE ETA

El Rey condena el terrorismo "más cobarde y deleznable"

El Rey de España, que está de visita oficial en Madeira junto a Doña Sofía, en las primeras palabras pronunciadas en público tras la muerte en Mallorca de dos guardias civiles en un atentado, manifestó su "más firme repulsa y condena" contra el terrorismo "más cobarde y deleznable".

Don Juan Carlos expresó "de corazón" el más "profundo pésame a sus familiares, amigos y compañeros", así como toda la solidaridad con los afectados, después de asegurar que España y Portugal están juntos para afrontar los desafíos del mundo actual como el terror o la delincuencia organizada.

"Un terrorismo -subrayó- que esta semana volvió a mostrar su rostro más cobarde y deleznable con los salvajes atentados de Burgos y Mallorca, en donde desgraciadamente dos guardias civiles han sido cruelmente asesinados".

Los Reyes, representados por los Príncipes en la catedral de Palma de Mallorca en el funeral por los dos guardias civiles, siguen desde Madeira en contacto permanente con España para conocer de cerca lo que sucede.

A la llegada de los Reyes a la plaza del Municipio, donde se encuentra el Consistorio y donde les esperaban el matrimonio Cavaco Silva y otras autoridades locales, un numeroso público los aplaudió y vitoreó con cariño.

Cavaco Silva presentó a los Reyes al resto de autoridades antes de trasladarse al salón de plenos del Ayuntamiento donde Don Juan Carlos recibió la Medalla de Oro de la ciudad de Funchal.

En las palabras de agradecimiento, en las que el monarca reiteró una vez más su condena al terror, recordó las gestas realizadas en los siglos XV y XVI por España y Portugal, dos países que, gracias a sus "excelentes relaciones", trabajan juntos en el marco de la Unión Europea y "cooperan con éxito en múltiples sectores para aprovechar oportunidades y vencer desafíos".

El Rey indicó que ese trabajo para potenciar la UE en beneficio de sus ciudadanos busca también, en aras de los principios de solidaridad y cohesión territorial, promover "los legítimos intereses de las regiones ultraperiféricas como Madeira y Canarias".

Antes de comenzar el acto y mientras esperaba la llegada de los Reyes, el presidente portugués hizo públicas sus más sentidas condolencias a los españoles por el atentado de ayer en Palmanova (Mallorca), en el que murieron dos guardias civiles.

Desde el Ayuntamiento, los Reyes y sus anfitriones se trasladaron hasta el Instituto del Vino de Madeira, donde Don Juan Carlos y el presidente portugués fueron investidos como miembros de la Cofradía.

Por expreso deseo de Don Juan Carlos, la ceremonia se redujo en todo lo lúdico que tienen este tipo de actos, en señal de luto por los atentados, y tras leer méritos de los dos nuevos cofrades, visitaron las instalaciones.

Esta tarde los dos matrimonios, después de almorzar en privado, irán a la Iglesia de Nuestra Señora del Monte y después se acercarán hasta cabo Girao para contemplar el acantilado más alto de Europa y el segundo del mundo con sus 580 metros.

Por la noche, Aníbal Cavaco Silva y su esposa ofrecerán una cena en honor de los Reyes en la residencia del presidente de la región autónoma de Madeira, Alberto Joao Jardim, a quien esta Don Juan Carlos y Doña Sofía recibieron en audiencia.

Etiquetas