Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS

El PSOE ve "muy difícil" que Rajoy preserve la unidad del PP

El PSOE cree que es «muy difícil» que Mariano Rajoy logre preservar la unidad del PP porque su posición es débil. Los socialistas sostienen que el líder opositor es una «víctima» de «la lucha sin cuartel» que libran la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde la capital, Alberto Ruiz Gallardón. Dos personas, según el vicesecretario general del PSOE, «sedientas de poder».

José Blanco no ve a Rajoy en condiciones de cumplir su compromiso de «garantizar la unidad» de los 'populares' «pase lo que pase», como dijo este domingo en la clausura del I Foro Abierto del partido opositor. El 'número dos' de los socialistas ve al presidente del PP en entredicho, como se puede apreciar, a su juicio, con el cambio de sus prioridades, pues ha pasado de «estar preocupado» por la unidad de España para estar atribulado por la cohesión de su partido, «que corre un poco más de peligro».

El dirigente socialista declaró que el PSOE contempla con «cierta preocupación» todo lo que ocurre en las filas 'populares' con el caso de espionaje a altos cargos en la Comunidad de Madrid.

El PP, dijo Blanco tras la reunión de la comisión ejecutiva de su partido, es una fuerza política «fundamental», pero como consecuencia del enfrentamiento entre Aguirre y Ruiz-Gallardón, dos dirigentes con una «ambición desmedida», ha dejado de «hacer oposición» y, por tanto, no cumple con «el papel» que le asignaron «millones de ciudadanos».

Las luchas intestinas, prosiguió, han provocado que las instituciones de la Comunidad de Madrid, donde gobierna con mayoría absoluta, estén «paralizadas» puesto que están «enzarzadas en una lucha por el poder» entre «dos facciones» del mismo partido. Blanco puntualizó que quería ser «prudente», pero al mismo tiempo no podía dejar de ser «exigente» y reclamar al partido opositor que averigüe lo que ha ocurrido con el presunto espionaje y exija responsabilidades a las personas que están detrás de esas prácticas delictivas.

El vicesecretario general del PSOE calificó de «bochornoso» la sucesión de denuncias en el PP de Madrid, donde «todos hablan mal de todos». En el partido opositor, afirmó, se dirime «una batalla personal, irresponsable y e irracional» en la que tanto la presidenta autonómica como el alcalde de la capital «son responsables» pues «no hay buenos ni malos». «Basta ya señora Aguirre, basta ya señor Gallardón, basta ya señor Rajoy» y «paren este escándalo», clamó el dirigente socialista.

Etiquetas