Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASA REAL

El Príncipe de Asturias apuesta por incrementar las inversiones españolas en Polonia

Don Felipe de Borbón pide a los polacos que aprendan de la "experiencia" de España en materia de gestión de fondos comunitarios.

Los Príncipes de Asturias dieron un giro económico a la visita oficial que realizan a Polonia, país que crece a un ritmo vertiginoso y con el que España mantiene excelentes relaciones en todos lo ámbitos, hasta el punto de que fue el quinto inversor en 2006. Don Felipe y doña Leticia presidieron la apertura de un importante encuentro empresarial hispano-polaco en un hotel de Varsovia, que reunió a unos 60 representantes de importantes empresas españolas como Acciona, Abengoa, Ferrovial-Agromán, Fagor, Gamesa Energías Renovables, Patentes TALGO y J&A. Garrigues.

En la apertura del acto, organizado por organismos como el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), la CEOE y la Embajada de España en Varsovia, el heredero de la Corona apostó por un incremento sustantivo de las inversiones españolas en Polonia, porque se abre una etapa de "oportunidades en la cooperación económica" entre los dos países.

Don Felipe de Borbón destacó el "creciente atractivo de España para Polonia", lo que, a su juicio, va a permitir estrechar "las relaciones bilaterales" entre Madrid y Varsovia, frente al actual proceso de globalización de la economía y con vista a la apertura común de nuevos mercados en el mundo, y puso de relieve que el ritmo de los intercambios comerciales - 5.000 millones de euros en 2007- no para de crecer entre ambos países, que viven un "excelente momento" para dar nuevos pasos conjuntos.

El Príncipe de Asturias aseguró que por parte española hay "un compromiso duradero" para seguir invirtiendo en Polonia y contribuir a su acelerado desarrollo económico. Pidió a las autoridades polacas que aprendan de la "experiencia" de España en materia de gestión de fondos comunitarios, porque estas ayudas serán uno de los principales instrumentos para que Polonia alcance la plena modernidad en la Unión Europea (UE). "Polonia, que es una de las economías de mayor proyección en Europa, tendrá siempre a su disposición la experiencia de las empresas españolas y de nuestra administración", destacó Felipe de Borbón.

Por su parte, el vicepresidente de la CEOE, Juan Lazcano, puso de manifiesto la naturaleza de "socio prioritario" que representa Polonia para España. Tanto es así que "comienza a ser frecuente que empresas españolas y polacas desarrollen proyectos en terceros mercados cercanos geográficamente y que grupos empresariales españoles, sobre todo del sector de la construcción y de las infraestructuras, estén presentes en Polonia, colaborando en el desarrollo económico del país".

La secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, recalcó "el momento inmejorable" de las relaciones económicas entre ambos países, y en la misma línea, el vicepresidente del consejo de ministros y titular de Economía polaco, Waldemar Pawlak, señaló que "en un mundo globalizado y con muchos problemas, España y Polonia han sabido tejer sólidos lazos económicos que ahora sabrán fortalecer mediante la colaboración empresarial mutua".

Diversas visitas y encuentros

Después, el Príncipe visitó el Parlamento y el Senado, donde se reunió con los presidentes de ambas cámaras, Bronislaw Komorowski y Bordan Borusewicz, y acudió a un almuerzo con el primer ministro polaco, el liberal de centroderecha Donald Tusk. Según diversas fuentes, el heredero de la Corona habló con sus interlocutores de diversos aspectos de las relaciones bilaterales y expresó su satisfacción por las excelentes relaciones políticas y diplomáticas entre Madrid y Varsovia.

Mientras, la Princesa Letizia, acompañada por Maria Kaczynska, esposa del presidente de la república Lech Kaczynski, visitó un hospital dedicado a la investigación de la salud materno-infantil y después se dirigió al Palacio Museo del barrio varsoviano de Wilanów.

Por la tarde, los Príncipes de Asturias inauguraron las nuevas instalaciones del Instituto Cervantes de Varsovia, acto al que asistieron, además de numeroso público, la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel; el director de esta institución en la capital polaca, Abel Murcia; el ministro de Cultura de Polonia, Bogdan Zdrojewski, y la titular de Educación, Katarzyna Hall.

Etiquetas