Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ELECCIONES ANTICIPADAS

El presidente prevé agotar la legislatura pese a su evidente soledad parlamentaria

De la Vega insiste en que es hora de "asumir responsabilidades" con "determinación". El Ejecutivo y el PSOE confían en lograr en las próximas semanas las mayorías para gobernar.

José Luis Rodríguez Zapatero no tira la toalla. El Gobierno y el PSOE salieron ayer a la palestra para descartar que el presidente vaya a convocar elecciones anticipadas. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que agotarán los cuatro años de legislatura. "Vamos a seguir gobernando", dijo, porque así lo quisieron los ciudadanos que dieron a los socialistas la "legitimidad democrática" y no es tiempo de comicios sino de "asumir responsabilidades" y tomar decisiones "con firmeza, fortaleza y determinación".

"Lo último que se nos ocurriría es abandonar", añadió la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez. "Seguiremos a las duras y a las maduras, sin mirar el coste político" que nos acarrea la crisis, remachó José Antonio Alonso.

Ni elecciones anticipadas ni moción de censura ni crisis ministerial. El Gobierno se mantiene en pie pese a su evidente soledad parlamentaria, reflejada por primera vez desde el comienzo de la legislatura este jueves en el Congreso, durante la convalidación del real decreto de recorte del gasto público. Da igual que se lo exigiese su hasta ahora aliado ocasional CiU, da igual que a día de hoy no sepan con quién van a aprobar los cruciales Presupuestos del Estado para 2011.

De la Vega, tras el Consejo de Ministros, descartó al menos en media docena de ocasiones la posibilidad de un adelanto de las generales. "Este no es tiempo de pensar en clave electoral sino de asumir responsabilidades, la electoral no es la contienda que ahora libra España, desde luego no la que libra el Gobierno, que está luchando contra la crisis". "Gobernar -insistió la vicepresidenta- es nuestro deber y lo cumplimos, aunque a veces las medidas sean tan dolorosas como las del jueves, aunque conlleve pedir sacrificios a los ciudadanos". Cree que Zapatero, pese a la avalancha de críticas que recibió en el Congreso, maneja el Gabinete con "valentía y decisión" y está "a la altura de las circunstancias por ir de frente y con pulso firme, por gobernar con responsabilidad asumiendo las consecuencias y pensando solamente en el futuro de España".

La número dos del Gobierno no tiene duda sobre la necesidad de aprobar y ejecutar el duro plan de ajuste, que rebaja el sueldo de los funcionarios y congela las pensiones en 2011, entre otros sacrificios sociales. Coincide con la Unión Europea, los mercados financieros y el FMI en que son precisas "medidas excepcionales porque excepcional es la situación" de la deuda española.

La "irresponsabilidad" del PP

Tanto De la Vega como la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, coincidieron en que el problema político fundamental del país es la "oposición irresponsable" del PP, "que dice 'no' a todo".

El Gobierno y el PSOE admiten su soledad parlamentaria, pero confían en reactivar en las próximas semanas la geometría variable, la estrategia que les ha permitido desde hace dos años lograr las mayorías para gobernar. De la Vega recordó que han sacado adelante "todas las iniciativas" que han llevado al Parlamento.

Etiquetas