Nacional
Suscríbete

SE APROBARÁ ESTE VIERNES

El PP pide al PSOE que explique por qué ahora es «justo» el impuesto de patrimonio que anuló

Rubalcaba recuerda que Rajoy pudo derogar el gravamen en los ocho años que gobernó su partido y no lo hizo.

Rubalcaba saluda a Elena Salgado, antes de intervenir ayer el Fórum Nueva Economía en Madrid.
El PP pide al PSOE que explique por qué ahora es «justo» el impuesto de patrimonio que anuló
C. MOYA/EFE

El PP pasó al contraataque y retó ayer a Alfredo Pérez Rubalcaba a que explique por qué considera ahora "justo" el impuesto sobre patrimonio cuando hace 3 años decía que era "inútil e injusto". El partido opositor, de todos modos, introdujo dosis de cautela a sus críticas hasta conocer el decreto que aprobará el viernes el Consejo de Ministros para reactivar el gravamen. El candidato socialista se defendió de los reproches del PP y echó en cara a Mariano Rajoy que se oponga a este impuesto cuando lo mantuvo intacto en los ocho años que gobernó y gracias a él recaudó "bastante dinerito".

Pocas veces un simple anuncio ha causado tanta polémica. Socialistas y populares mantuvieron ayer el cruce de críticas por una medida cuyo contenido no se conoce y que el Gobierno, incluso, no ha terminado de perfilar. Una actitud beligerante que solo es explicable por el clima electoral. La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, emplazó no al Ejecutivo sino al candidato del PSOE a que aclare por qué a finales de 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero decidió reducir a cero el impuesto, decía que se trataba de un gravamen "obsoleto y absurdo", amén de injusto e inútil, y en septiembre de 2011 sostiene que su recuperación es un acto de justicia. "¿Cuándo hay que creer al señor Rubalcaba?", se preguntó la portavoz opositora.

Con estos cambios de criterio, sostuvo Sáenz de Santamaría, el Gobierno y el PSOE no contribuyen a "la credibilidad y la estabilidad" de España. Lo que es necesario es hacer "una reforma fiscal seria", algo que su partido hará si gana las elecciones el 20 de noviembre, según prometió, y no enredarse en "la política del bandazo", en la que un día se suprime un impuesto y al poco tiempo se recupera. Hacen falta, insistió, medidas de "entidad y seriedad" en vez de perderse en debates de campaña electoral.

Sáenz de Santamaría no quiso arriesgarse con una respuesta rotunda sobre si las comunidades gobernadas por el PP harán oídos sordos al decreto que resucitará el impuesto. La mayoría de los gobernantes autonómicos de ese partido han dicho que no volverán a recaudar el gravamen, pero el aviso gubernamental de que si no lo hacen dejaran de recibir la suma compensatoria que entrega cada año Hacienda puede llevar a más de uno a pensárselo.

Cuando el Ejecutivo desactivó el impuesto habilitó una partida compensatoria para las 15 autonomías de 2.000 millones de euros, y Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana son las que perciben los recursos más jugosos.

Rubalcaba respondió al emplazamiento del PP y recordó que en 2008, cuando el impuesto se dejó a cero, el contexto era otro y la crisis no tenía la dimensión que ha alcanzado ahora. El candidato, además, mantuvo viva la polémica para suscitar la reacción de Mariano Rajoy, al que reprochó que ahora se muestre contrario al impuesto sobre patrimonio y no lo tocó en las dos legislaturas que estuvo en los gobiernos de José María Aznar. Entonces, agregó, no decía nada y "bastante dinerito" recaudaba; y tampoco entonces, añadió, le parecía que era una medida que penalizaba "a los ahorradores" como ha dicho ahora.

El candidato socialista participó en un desayuno informativo de Nueva Economía arropado por casi todos los ministros, entre ellos la vicepresidenta Elena Salgado, que horas después añadió un poco de incertidumbre a la polémica al sembrar dudas sobre la aprobación del decreto que resucitará el gravamen este viernes. El Gobierno, señaló, "no ha dicho todavía" que vaya a hacerlo. Recordó que el Consejo de Ministros es "soberano" para tomar sus decisiones y la opinión de Rubalcaba, aunque "siempre se tiene en cuenta" porque es el candidato del PSOE, es una más de las que se consideran.

Dentro del Ejecutivo se ha producido un intenso debate en los últimos meses sobre la pertinencia de recuperar el impuesto, y todo hacía pensar que los partidarios, entre ellos Salgado, habían ganado el pulso, pero las palabras de la vicepresidenta abrieron la posibilidad a que se haya organizado una gran polémica sobre la nada.

Etiquetas