Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

INDIGNACIÓN EN LA LOCALIDAD TOLEDANA

El ex párroco de Noez, destituido por robar, también se prostitutía por Internet

El sacerdote ha cesado de sus funciones por haber sustraído presuntamente unos 17.000 euros en líneas eróticas y páginas web.

El ex párroco de las localidades de Noez y Totanés, que fue destituido por el arzobispo de Toledo por robar alrededor de 17.000 euros que gastó en líneas eróticas, en páginas web y en prostíbulos, también se prostituía por Internet. En la localidad toledana, la noticia ha causado indignación.

 

El cura anunciaba con apenas ropa sus servicios, cuyas tarifas oscilaban entre los 50 euros por un cuarto de hora y los 120 euros por hora. El ex párroco, de 27 años, se publicitaba así: "Héctor, hombre hetero español, al servicio de tu felicidad". "Para mujeres y parejas, bien dotado (15 cm),..., estoy abierto a todo excepto al sado, no os arrepentiréis, os haré gozar de felicidad como nunca".

 

Además de todo esto, y según informa 'La Tribuna de Toledo', también utilizó la red para subastar un cuadro de la parroquia de Noez.

 

En los dos municipios en los que desempeñaba hasta hace poco su labor el párroco, la indignación y el malestar son la tónica predominante. Los vecinos de Noez y Totanés, municipios situados a apenas 30 kilómetros de Toledo, se enteraron hace ya varios días de la noticia que trascendió el martes. "Ha sentado muy mal en el pueblo porque llevaba aquí tres días, como quien dice, y se ha llevado los dineros de las Hermandades y quién sabe si también algo más que se había dado para Haití", comentó Félix Fernández, un jubilado de Noez.

 

Al parecer, todos los mayores del centro de día habían recaudado dinero para ayudar a Haití y se lo habían entregado al sacerdote, pero ahora dudan de que lo hiciera llegar a su destino. Fernández también añadió: "Creo que ha salido algo sucio en Internet. Es lo que he oído a gente del pueblo porque nosotros de Internet, ni idea". Una opinión similar mantuvieron otras dos vecinas, Elena Agudo y Natividad Ruiz, que conocían al párroco destituido desde que llegó el pasado otoño y que le veían todas las semanas cuando acudía a oficiar la misa. "Está muy mal y feo lo que ha hecho, qué le vamos a hacer", dijo Agudo, en tanto Ruiz destacaba "el disgusto" que se han llevado sus feligreses.

 

Rafael Rodríguez, de Totanés, dijo conocer no solo al sacerdote, sino también a toda su familia, y en particular al padre, ya que residen en la cercana localidad de Gálvez. Rodríguez no dudó en calificar de "muy fuerte" lo ocurrido, y añadió que hace ya unos días que el sacerdote no había vuelto por el pueblo.

 

Mientras, en Noez, una joven madre lamenta los hechos. "Mi hijo iba a la catequesis y ahora te da por pensar", dice. En Gálvez un familiar del párroco admite que la familia, y en particular los padres del sacerdote, se encuentran "muy mal" desde que se enteraron de la noticia la semana pasada.

Etiquetas