Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

El Parlamento vasco recuerda por vez primera en un acto a un guardia civil

El PSOE y el PP escenifican su unión en las concentraciones de repulsa convocadas.

El Parlamento vasco rindió ayer homenaje a Juan Manuel Piñuel Villalón. Es la primera vez que la Cámara dedica un acto a la memoria de un guardia civil asesinado por ETA. Fue una emotiva ceremonia en la sede del legislativo autonómico, en la que estuvieron presentes el lendakari, Juan José Ibarretxe, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, los ministros Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón y el presidente del Senado, Javier Rojo, entre otras autoridades.

El acto comenzó al mediodía, cuando se guardaron frente al Parlamento diez minutos de silencio, justo a la misma hora en la que se celebraban, frente a los consistorios españoles, concentraciones convocadas por la Federación Española de Municipios y Provincias. Miles de personas guardaron cinco minutos de silencio. Los dirigentes del PSOE y el PP inauguraron la nueva etapa de unidad política contra ETA sellada en el Congreso. Tras la breve concentración de Vitoria, que terminó con un aplauso, un guardia civil y un ertzaina, mano a mano, depositaron una corona de flores en el monumento a las víctimas del terrorismo ("La brújula de medianoche"), que el Legislativo vasco erigió en el jardín de entrada de su sede. Ayer, en esa escultura, lucía solitaria la fotografía de Piñuel, vestido de uniforme.

Fue entonces cuando un 'txistulari' interpretó, a modo de homenaje, el "Agur Jaunak" ("Saludos, señor"), mientras mandos de la Policía autonómica y la Guardia Civil, juntos, saludaban a la manera castrense la fotografía de la víctima. El homenaje continuó en el interior de la sede, que alberga una exposición dedicada a las víctimas del terrorismo. Allí, frente a la escultura que representa un asesinado cubierto por una manta antes de que se levante el cadáver, la presidenta del Parlamento, Izaskun Bilbao, leyó, en euskera y castellano, la declaración institucional aprobada por la Mesa para condenar el atentado. Bilbao deseó que "este sea el último acto de estas características que debamos celebrar". Al final de la ceremonia, los carteles luminosos de la exposición que reproducen sin parar los nombres de las víctimas lucieron solo el nombre de Piñuel y la declaración institucional.

En Legutiano, un centenar de vecinos secundaron la concentración. En Andalucía, una de las más numerosas tuvo lugar en Málaga, donde reside la familia de Piñuel. Muy significativa fue la de Melilla, ciudad natal del guardia civil. La titular de Vivienda, Beatriz Corredor, y el líder del PP, Mariano Rajoy, fueron a la de Madrid, encabezada por su alcalde.

Etiquetas