Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÍTICA

El padre de Mari Luz Cortés se deja querer

La desaparición y muerte de su hija le sumió en una pesadilla, pero Juan José Cortés (Huelva, 1969) demostró durante el último año que el dolor no está reñido con el carisma y la templanza. Esto, unido a su tirón mediático, le ha convertido en objeto de deseo de las formaciones políticas de esta ciudad andaluza. Unas de forma oficial, como Unión, Progreso y Democracia, y otras por vías extraoficiales han ofrecido que vaya en sus listas para las elecciones autonómicas de Huelva en 2011 e incluso encabezarlas.

Cortés escucha ofertas y afirma que sólo entrará en política con un proyecto ambicioso y no para ser figura de marketing.

Pastor evangélico, futbolista y entrenador de las categorías inferiores del Recreativo de Huelva e incluso empresario de la construcción. La trayectoria vital de Juan José Cortés está ligada al contacto con la gente que, durante el largo calvario de la desaparición de su hija, no ha dejado de solidarizarse con su causa para el endurecimiento de las condenas. Sus concentraciones ante los juzgados de Sevilla, donde trabajaba el juez que no ejecutó el ingreso en prisión de Santiago Del Valle, o las peregrinaciones a la puerta de su casa en la barriada onubense de El Torrejón eran el mejor escenario para comprobar el tirón popular de Cortés.

Desde el primer momento, demostró tener el control de la situación, convocó casi cada día a los medios de comunicación en su casa para informar sobre la investigación y pedir a la sociedad que se volcara en la búsqueda de su hija. Los partidos tomaron buena nota de su creciente protagonismo mediático, y rara vez dejaban de aparecer junto a él en cualquier concentración e incluso en los funerales de su hija. Hasta José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy se fotografiaron con él.

Valor en alza

Ahora Cortés se deja querer sin ocultar sus inquietudes políticas y el valor en alza que representa su credibilidad. "Será un sacrificio, pero todo el mundo me lo ha pedido y creo que podría contribuir a mejorar las cosas", sentencia. De hecho, es militante del PSOE desde hace años, e incluso intentó sumarse hace unos años a una candidatura municipal de esta formación sin conseguirlo.

La primera en tentarle ha sido el partido de Rosa Díez, UpyD.

Desde la dirección nacional intentan ahuyentar las acusaciones de oportunismo y aseguran que fue el propio Cortés quien se acercó al partido para postularse. Lo cierto es que el portavoz local del partido ya ha mantenido una primera reunión formal con el padre de Mari Luz. Pero "no tiene una silla guardada por ser famoso", según el responsable de comunicación de UpyD, Carlos Martínez Gorriarán, y deberá someterse a una primera criba por parte de los afiliados durante las primarias de marzo.

Cortés reconoce tener una "cierta afinidad" con "una línea de trabajo muy concreta" para darle un nuevo aire a la política local, aunque asegura que tiene tiempo antes de las primarias para meditar la decisión. "Hay que pensarlo muy bien, sopesar, pero hay tiempo suficiente para decidirme por una opción y otra", insiste, tras matizar que "si no pudiera aportar nada no entraría en política".

Los responsables regionales de PSOE y PP, entretanto, niegan los contactos. Cortés, sin embargo, dice que ha tenido contactos "extraoficiales que ya se conocerán" con otras formaciones "mayoritarias", y se muestra abierto a cualquier propuesta que se ajuste a "cómo deben ser las cosas". Eso sí, aclara que su intención no es "ser comparsa para nadie, ni una operación de marketing ni un producto que pueda venderse al mejor postor".

Etiquetas