Nacional
Suscríbete

INMIGRACIÓN

El número de pasajeros de la operación "Paso del Estrecho" desciende un 4,3 por ciento en 2008

Un total de 2.677.798 personas cruzaron desde España a Marruecos y viceversa en el marco de la Operación "Paso del Estrecho 2008", coordinada por los Gobiernos de ambos países con motivo de las vacaciones de verano, lo que supone un descenso del 4,3 por ciento con respecto a la campaña de 2007.

Así ha quedado de manifiesto tras la reunión de la Comisión Mixta hispano-marroquí celebrada en el Hostal de San Marcos de León, bajo la presidencia del subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, y del gobernador del norte de Marruecos y director de Migración y Vigilancia de Frontera, Khalid Zerouali.

Este volumen de tráfico supone un descenso del 4,3 por ciento en el número de pasajeros y vehículos, en una campaña que, en palabras del subsecretario de Interior, se ha desarrollado de forma "satisfactoria" como consecuencia, en gran medida, del "magnífico clima de colaboración y entendimiento" entre España y Marruecos.

Las principales razones de este descenso en el número de viajeros han sido, según ha dicho Zambrana en una rueda de prensa, la proximidad del mes del Ramadán a la estación del verano en este 2008, así como la actual situación de crisis económica, "que ha podido frenar a algunas personas a la hora de tomar sus vacaciones".

Según los datos proporcionados por esta Comisión Mixta hispano-marroquí, la fase de salida de la Operación "Paso del Estrecho" -comprendida entre el 15 de junio y el 15 de agosto- registró un total de 1.385.685 viajeros, que, procedentes de toda Europa, pasaron a África para disfrutar de sus vacaciones.

Esta cifra constituye un descenso del 3,1 por ciento con respecto a la campaña de 2007, mientras que el número de vehículos cayó hasta los 369.924, un 4,1 por ciento menos que en el pasado ejercicio.

Zambrana se ha congratulado por la eficacia del dispositivo desplegado por los Gobiernos español y marroquí, que han propiciado, entre otras cosas, reducir los tiempos de espera para el embarque de los viajeros, con una media máxima de dos horas, frente a los "dos o tres días" que llegaban a registrarse hace algunos años.

En lo que respecta a la fase de retorno -desarrollada entre el 15 de julio y el 15 de septiembre-, el número de pasajeros alcanzó los 1.292.113, un 5,5 por ciento menos que en la campaña anterior.

En esta fase de retorno, los puertos españoles de Ceuta y Melilla registraron el paso de casi 426.000 personas, repartidas entre las 337.041 que embarcaron en Ceuta y las 88.823 que lo hicieron en el de Melilla.

Estas cifras supone un descenso del 5,1 y del 10,7 por ciento, respectivamente, en comparación con el año 2007. Entre los puertos magrebíes, el más empleado en la fase de retorno fue el de Tánger, con 527.849 pasajeros, seguidos de Nador (250.998), Orán (58.936), Ghazaouet (18.768) y, por último, Argel (9.698).

El director de Migración de Marruecos, Khalid Zerouali, ha destacado el aumento experimentado entre los viajeros que han optado este año por el avión como medio de transporte, con un incremento del 6,5 por ciento en el número de usuarios.

Este dato acredita, a juicio de Zerouali, el cambio en los hábitos de viaje entre los ciudadanos magrebíes, que, cada vez más, conceden, gracias también a los precios más asequibles, una mayor prioridad al confort del avión sobre el viaje en coche.

Etiquetas