Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS/PP

El ministro que ilegalizó Batasuna deja el escaño en el Congreso

El ex ministro de Justicia y diputado del PP, José María Michavila, comunicó al presidente del Congreso la renuncia a su escaño para dedicarse a actividades privadas aunque se mantendrá en la dirección de su partido como miembro del Comité Ejecutivo Nacional. La dimisión se produce, precisamente, cuando se cumplen nueve años del inicio del procedimiento que concluyó con la expulsión de la política al brazo armado de ETA.

El parlamentario por Valencia puso en marcha desde el Ministerio de Justicia la ilegalización de Batasuna, el 26 de agosto de 2002, cuando el Parlamento instó la aplicación de la Ley de Partidos Políticos para poner fuera de la ley a la organización 'abertzale' mediante un proceso impulsado por la Fiscalía General y la Abogacía del Estado. La sentencia del Tribunal Supremo, de marzo de 2003, que dejó al margen del sistema político a Batasuna y 'Euskal Herritarrok', acaba de ser ratificada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Michavila, que fue diputado en cinco legislaturas consecutivas, decidió antes del verano dar un paso atrás en su carrera política, pero sin abandonar esta actividad a la que llegó a principios de los años 90 desde la Secretaría General de la Universidad Complutense cuando fue fichado por el PP como secretario de Estudios y Programas. Así se lo comunicó al líder del PP, Mariano Rajoy, el pasado mes de julio, y esta semana cumplió con el procedimiento formal al solicitar su baja al presidente de la cámara baja, José Bono, "por motivos personales y familiares".

Según explica, su intención es regresar a la docencia como profesor universitario, en cualquiera de las tres facultades de la que es titulado, Derecho, Historia y Filosofía y Letras.

Aunque ahora diga adiós a la actividad parlamentaria, el ex ministro aplica un significado temporal a su renuncia y habla de "excedencia" porque no descarta regresar algún día a la primera línea de la política en la que estuvo durante las dos legislaturas de gobierno 'popular' tras las elecciones de 1996 y 2000, como secretario general de Relaciones con las Cortes, primero, y ministro de Justicia, a partir de julio de 2002.

Desde que José María Aznar se retiró a la FAES y el PP pasó a la oposición, el protagonismo político de Michavila cedió, poco a poco, terreno a su dedicación profesional como abogado "colaborador externo" del bufete Eius y asesor legal de cantantes como Shakira y Miguel Bosé. En los últimos años, compatibilizó su asistencia a las votaciones parlamentarias con el trabajo en los despachos de Madrid, Londres y Miami. Recientemente, acaba de fundar la empresa Michavida de Fernando (MDF), dedicada a la asesoría integral para empresas familiares. Como abogado de Eius, algunos medios de comunicación lo relacionaron con el 'caso Gürtel' a causa del asesoramiento prestado por letrados de este bufete a los ayuntamientos de Boadilla y Majadahonda, implicados en la causa judicial contra el entramado de Francisco Correa. Michavila negó siempre cualquier relación con la trama, indicó que no es ni accionista ni socio de Eius sino colaborador y su nombre no figura en los sumarios por corrupción que se instruyen en distintos tribunales.

A su actividad profesional como letrado añade su gestión como gestor de la fundación humanitaria ALAS, en la que también participan artistas famosos como De Juanes y Alejandro Sanz, desde la que han desarrollado proyectos de escolarización infantil en Etiopía y Kenia. Como activista del voluntariado social, forma parte del Secretariado para la Atención Infantil Temprana en Latinoamérica, una institución de la Universidad de Columbia que se presentará en Estados Unidos el próximo mes de octubre.

Etiquetas