Despliega el menú
Nacional

INTERIOR

El mando único ofrece a la oposición pactar la estrategia de seguridad anunciada por Zapatero

Velázquez, Rubalcaba y Chacón remarcan el carácter militar de la Guardia Civil en el primer acto con el nuevo director.

El nuevo director general de la Policía y de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, invitó a la oposición a pactar la Estrategia Nacional de Seguridad, que José Luis Rodríguez Zapatero, durante su discurso de investidura, prometió sacar adelante esta legislatura en el Parlamento.

Velázquez, que tomó formalmente las riendas de los dos cuerpos en sendos actos de presentación, subrayó en su primera alocución su voluntad de que este nuevo plan de protección sea los "más consensuado posible". Esta estrategia nacional, explicó hace dos semanas el presidente, servirá para "definir objetivos, señalar prioridades, cuantificar dotaciones, asegurar colaboración y planificar los esfuerzos organizativos y presupuestarios".

En la sede central de la Guardia Civil y en presencia de los ministros Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba, el 'mando único' explicó que la estrategia que plantea el Ejecutivo socialista se sustenta en cuatro pilares: combatir el terrorismo "impulsando el trabajo de los servicios de información, la lucha contra el crimen organizado con "el incremento de las unidades de inteligencia y operativas", el "perfeccionamiento de los mecanismos" de lucha contra la inmigración clandestina y la mejora de las infraestructuras y optimización de los recursos policiales.

Francisco Javier Velázquez hizo también un guiño a los 140.000 trabajadores que dirige desde la pasada semana y destacó su "firme propósito" de mejorar progresivamente las retribuciones de los policías y de los guardias civiles, contando con la colaboración de las "organizaciones representativas", en alusión a los sindicatos policiales y a las asociaciones laborales de la Guardia Civil. Las centrales reclaman históricamente la igualación de sus sueldos a los de las policías locales y autonómicas.

Peor acogidas por las asociaciones profesionales de la Guardia Civil fueron las alabanzas que el 'mando único' hizo del nuevo Estatuto de Derechos y Deberes de los guardias civiles, que regula las actividades de estos colectivos. Velázquez aseguró que esa norma "reafirma el carácter militar" del instituto armado. También Chacón y Pérez Rubalcaba insistieron en sus discursos en este polémico aspecto.

Etiquetas