Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

informe

El 75% de los conductores ha sufrido episodios de sueño

La fatiga es una de las principales causas de accidentes en carretera.

Al menos el 75% de los conductores reconoce haber sufrido episodios de sueño, fase extrema y final de la fatiga, mientras conducía. Es la conclusión del estudio 'Fatiga y conducción 2010', elaborado conjuntamente por el Real Automóvil Club de España (RACE), la asociación de refrescos Anfabra y la Dirección General de Tráfico (DGT), que presentaron ayer la campaña 'Un refresco, tu mejor combustible'. Parar cada dos horas o cada 200 kilómetros, realizar estiramientos e ingerir un refresco son algunas de las recomendaciones de esta nuevo plan de cara a prevenir durante estos meses de verano, en los que se prevén más de 86 millones de desplazamientos. Los accidentes provocados por la fatiga al volante son la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas.

La muestra, realizada a 2.500 conductores, también refleja que un 60% ha detectado durante un desplazamiento pérdidas de concentración, mientras que un 49% confiesa haber notado alguna vez picor de ojos y visión borrosa. En definitiva, síntomas de fatiga que pueden perturbar la conducción al volante y desencadenar un accidente mortal. Se alertó asimismo sobre el peligro de viajar con falta de descanso, deshidratación, o bajo los efectos del calor, de las comidas copiosas, el alcohol o el estrés. El director general de Tráfico, Pere Navarro, aconsejó, durante la preentación, la ingesta de "comidas frugales" en vez de "fabadas" o "espaldas de cordero", antes de ponerse al volante.

Campaña de concienciación

Con el objetivo de informar sobre estos síntomas y consecuencias, así como de concienciar al conductor, se establecerán en distintas localidades stands, en los que se proyectarán vídeos, se distribuirán materiales y, con la ayuda de simuladores de conducción, los visitantes podrán experimentar la diferencia entre los tiempos de reacción que se producen en condiciones normales y bajo los efectos de la fatiga. "En 2009 fueron 139 las muertes producidas por la fatiga, por eso apelamos con esta misión de nuevo al sentido común de todos los conductores con el fin de poder prevenir los máximos accidentes posibles", alegó Navarro. Según los responsables de la campaña, conducir cansado aumenta hasta un 63% el error en el cálculo de distancias y velocidades, un 86% el tiempo de reacción y reduce al 60% la información recibida mientras se conduce.

Etiquetas