Nacional
Suscríbete

Accidente aéreo

El informe de Spanair no aclara la verdad del accidente

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 ha señalado este lunes que el informe elaborado por los peritos respecto al accidente de Barajas no ayuda a esclarecer las causas del siniestro ni a prevenir futuros desastres.

Restos del fuselaje del avión de Spanair siniestrado en agosto de 2008 en Barajas
Los técnicos de Spanair no «identificaron la avería y autorizaron el vuelo» JK5022
EFE

El informe elaborado por los peritos de Spanair sobre las causas del accidente ocurrido en Barajas (Madrid) el 20 de agosto de 2008, y que ha empezado este lunes a ratificarse ante el juez, no ayuda a aclarar la verdad de lo ocurrido, según la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022.

"Este informe tampoco contribuye a descubrir la verdad" sobre el siniestro, ha destacado en los juzgados de Plaza Castilla (Madrid) la presidenta de la Asociación, Pilar Vera, quien ha comentado que la presentación de este informe antes de que el jueves comiencen a declarar los tres directivos de la compañía imputados el pasado mes de junio es "una argucia procesal".

Vera ha mostrado su disconformidad con el hecho de que Spanair achaque el accidente, entre otras causas, a una "disciplina deficiente" de la tripulación, y ha afirmado que esa supuesta falta de disciplina es un problema de la compañía.

"Tendrá que formarles -a los pilotos- más adecuadamente para que en momento claves, cuando se están enfrentando a la muerte, la disciplina esté por encima de todo", según Vera.

Además, Pilar Vera ha manifestado que es "moralmente inconcebible" que se siga culpando a la tercera persona que iba en la cabina y que, de acuerdo con el documento de Spanair, pudo distraer a los pilotos.

Sobre la actuación del comandante de la aeronave, Vera ha destacado que si, tal y como dice el informe, tuvo faltas de disciplina, no hubiera abortado el primer despegue, no hubiera llevado el avión hasta el aparcamiento y no hubiera dicho al jefe de mantenimiento que el avión estaba mal por la alta temperatura que marcaba la correspondiente sonda.

Sobre el posible mal diseño del TOWS (sistema de alarma de configuración inadecuada para el despegue del avión), al que también apuntan los peritos de Spanair en su informe, Pilar Vera ha comentado que eso "no es verdad".

Las autoridades norteamericanas obligaron a los fabricantes aéreos a que hubiera una alarma redundante sobre el TOWS después de que en 1987 otro avión MD de la serie 80, similar al del accidente de Barajas, tuviera un accidente parecido, ha dicho.

Por otro lado, Vera ha reiterado que el informe final de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), publicado en julio, es un "fracaso institucional" y que los "indicios graves de las causas del accidente se siguen produciendo y con informes como este no se corrigen esas causas".

La presidenta de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 ha anunciado que están preparando un nuevo informe sobre los 40 minutos que tardaron en llegar las Emergencias al lugar del accidente, y ha recordado que cuando acudieron los bomberos había 27 personas vivas, cuando finalmente solo sobrevivieron 18.

El nuevo informe, con el que se tratará de explicar qué pasó desde que el avión se estrelló, está siendo "complejo" de elaborar dado que hay que demostrar los hechos de forma pericial, ya que no basta con el testimonio de los sobrevivientes, ha aseverado Vera.

El comienzo de la ratificación del informe de Spanair ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, se ha retrasado esta mañana más de una hora al no contarse con un traductor de inglés adecuado, ya que uno de los siete peritos firmantes del documento no hablaba castellano.

Etiquetas