Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El hijo del brigada Luis Conde advierte a ETA que "no se va a salir con la suya nunca, nunca jamás"

Un militar ha fallecido y seis personas se encuentran heridas, una de ellas grave, a consecuencia de la explosión de un coche bomba esta madrugada frente al Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, de cuya colocación se dio aviso a la DYA de San Sebastián en nombre de ETA. El artefacto estaba destinado contra el Patronato Militar de Santoña, una academia de formación de miembros del Ejército. El militar herido grave es capitán del cuerpo sanitario del Ejército en Zaragoza y es enfermero del Hospital Militar.

Un militar ha fallecido y seis personas se encuentran heridas, una de ellas grave, a consecuencia de la explosión de un coche bomba esta madrugada frente al Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, de cuya colocación se dio aviso a la DYA de San Sebastián en nombre de ETA.

 

El fallecido es Luis Conde de la Cruz, brigada en esta academia militar, mientras que el herido, también militar y ATS del Patronato Militar de Santoña, se llama José Manuel Martínez de Andrés y es capitán del cuerpo sanitario del Ejército en Zaragoza. Permanece ingresado en el Hospital de Laredo con una fractura abierta de fémur y está en estado grave, aunque su vida no corre peligro. 

 

"ETA no se va salir con la suya nunca, nunca jamás". Este fue el mensaje que entre lágrimas quiso lanzar Iván Conde, el hijo del brigada asesinado, que también exigió al Gobierno que haga algo "para parar esto, para que dejen de morir personas inocentes por causas que no comprendemos". Visiblemente emocionado Iván, de 24 años y que también es militar, solo acertó a decir sobre su padre que "era una buena persona" y que murió "haciendo lo que más le gustaba que era viajar". Iván su madre y el fallecido estaban de vacaciones en Santoña y tenían pensado regresar hoy mismo a Segovia, donde residía y estaba destinado.

Este atentado de ETA con coche bomba es el tercero que se produce en poco más de 24 horas, después de los registrados en Ondarroa (Vizcaya) y Vitoria y el segundo que ha provocado un fallecido tras las últimas elecciones generales.

Coche robado en Francia

El coche, un Peugeot 307 de color gris, había sido sustraído el pasado día 12 en la localidad francesa de Soursac, un municipio de poco más de quinientos habitantes situado en el departamento de Correze, según los primeros datos de la investigación. Los miembros de ETA cambiaron las placas de matrícula del coche y le quitaron las originales poniendo en su lugar otras falsas. Cargado con alrededor de cien kilos de explosivos, fue estacionado junto al edificio militar de Santoña donde dejó un socavón de 1,5 metros.

Una llamada a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA), de San Sebastián, alertó en nombre de ETA a las 00.24 horas de la colocación de un coche bomba en esta academia militar de Santoña, en la que se forman al año decenas de miembros del Ejército español.

Sobre la 1.00 horas de la madrugada y después de que los Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local comenzaran acordonar la zona, explotó el coche bomba, que estaba aparcado frente al Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, ubicado en la calle Almirante Carrero Blanco, donde se podía ver gran cantidad de impactos de metralla tras la explosión.

Hasta el lugar se han desplazado Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Bomberos, la Policía Local de Santoña y varias dotaciones de emergencias, que han atendido a los heridos en el lugar del suceso.

Grandes daños

La explosión ha provocado un "gran socavón" en la zona donde se encontraba aparcado el coche bomba, mientras que el edificio de la academia militar de Santoña, que se encuentra junto al Paseo Marítimo de la localidad, ha resultado afectado en su fachada y aunque la verja de entrada presenta daños importantes, según ha explicado el delegado del Gobierno.

 

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ratificaba desde el lugar del atentaha informado de que las Fuerzas de Seguridad del Estado trabajan con la hipótesis de que los tres coches bomba que ETA ha hecho estallar este fin de semana fueron robados, preparados y cargados de explosivos en Francia.

Así lo ha adelantado Pérez Rubalcaba en una comparecencia de prensa junto a la ministra de Defensa, Carme Chacón, tras visitar la zona en la que ETA había colocado el coche bomba en Santoña.

 

El ministro ha recordado que desde hace algunas semanas, tras la detención del "Comando Vizcaya" y las sentencias sobre ANV, PCTV y Gestoras pro Amnistía, se ha venido alertando de la posibilidad de que ETA hiciera "una demostración de fuerza", aunque no ha considerado este atentado una respuesta a una mayor fuerza por parte de la banda terrorista.

"A veces la mayor debilidad se expresa con estos atentados enloquecidos", ha insistido Pérez Rubalcaba, quien ha opinado que cuando la banda terrorista "tiene estos contratiempos suele hacer una barbaridad".

Además ha dicho que el Gobierno no va "a permitir que quienes defienden a ETA estén en las instituciones".

El ministro ha señalado que "la alerta ante posibles atentados" sigue y ha reconocido que, "desgraciadamente", en el caso de Santoña la evacuación de las personas "no se pudo completar", ya que ETA avisó de la colocación de la bomba a las 00.23 horas de la madrugada y explotó a la 01.00 horas.

Recuerdo a la familia

Alfredo Pérez Rubalcaba ha comenzado su comparecencia ante los medios de comunicación con un recuerdo a Luis Conde, el brigada fallecido en este atentado, y expresando sus condolencias a su esposa, Lourdes, y su hijo, Iván, también militar.

Además ha hecho extensivas estas condolencias a las Fuerzas Armadas, que ha lamentado que "una vez más" hayan sido objeto de un atentado de la banda terrorista.

La ministra de Defensa ha asegurado que "es un día de dolor para toda la sociedad española y especialmente para las Fuerzas Armadas". "Pero no doblegarán nuestro ánimo ni el Estado de Derecho", ha apostillado. Carme Chacón ha dicho de la esposa del militar fallecido que es una mujer "muy valiente".

Etiquetas