Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

El Gobierno vasco dice que la condena a Galparsoro "forma parte de la espiral de la que hay que salir"

El Ejecutivo de Zapatero pide "respeto" para el auto de Garzón sobre el encarcelamiento de la alcadesa de ANV en Mondragón.

Después de que este jueves el consejero de Justicia de Euskadi, Joseba Azkarraga calificara de "una especie de delito contra el derecho de autor" el encarcelamiento dictado por la Audiencia Nacional para la alcaldesa de ANV en Mondragón, Inocencia Galparsoro, este viernes el Gobierno vasco fue un paso más allá. A juicio del tripartito, la condena de la primera edil "no nos acerca a la paz ni a la normalización política" y "forma parte de la espiral de la que tenemos que salir". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se limitó a pedir "respeto" por el auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, mientras que el PP fue más explícito: "Un Gobierno vasco que nunca está de parte de los demócratas es poco deseable en democracia".

"Las políticas de la vuelta atrás y del 'todo vale' no solucionarán problema alguno", consideró el Gobierno vasco en un comunicado que añade que "las estrategias de utilización y uso de la Justicia a impulsos políticos tampoco aportan un camino de esperanza". Así, por más que el "comportamiento" de Galparsoro "ante los crímenes de ETA sea rechazable y merezca la condena moral de la sociedad, no nos acerca a la paz ni a la normalización política". A su juicio, son actuaciones "que forman parte de la espiral de la que tenemos que salir", continúa el texto.

El tripartito califica de "insólito que haya personas que traten de hacerse oír en una jornada como la del 1 de mayo, destruyendo con bombas las instituciones y los organismos dedicados a favorecer el empleo y el trabajo para todos". Así, afirma que "la violencia de ETA es inútil" y "representa un estorbo y el principal obstáculo en el camino que nuestra sociedad debe seguir para alcanzar la paz definitiva y la normalización política", aseveró, para añadir que los problemas políticos "no se solucionan, desde este punto de vista, con bombas, con amenazas o con extorsiones", sino "con diálogo, con tolerancia y respeto a la voluntad democrática de la ciudadanía".

El Gobierno de Juan José Ibarretxe también asegura que "los problemas no se solucionarán mientras permanezcamos en la parálisis y circulando en una espiral sin fin que lo único que ofrece a los ciudadanos y a las ciudadanas es caminar permanentemente hacia ningún lado". "Sin esperanza, sin futuro y sin solución", subraya el tripartito, que insiste en que la espiral política que vive Euskadi ha de superarse porque ha demostrado que no soluciona ningún problema". Por último, recuerda que el Ejecutivo vasco "ha defendido un camino de diálogo y de acuerdo y un camino en el que las decisiones políticas le corresponden tomarlas a los representantes de los ciudadanos y, en último término, a la propia sociedad vasca".

Respeto a la Justicia

El ministro de Interior respondió, sin referirse al comunicado, pidiendo "respeto" para el auto del juez Garzón. Rubalcaba afirmó que el Gobierno "tiene la obligación de acatar y respetar los autos judiciales" y recordó que "es muy importante para la lucha contra el terrorismo que se respeten y acaten los autos que se dictan en la Audiencia Nacional". Rubalcaba señaló además "algo que es obvio en democracia y que parece que a veces se olvida": "Si ETA pretende poder utilizar la violencia por la mañana y hacer política por la tarde en las instituciones democráticas, tiene que saber que no lo va a poder conseguir y que el Estado de Derecho lo va a impedir".

Tampoco al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le gustaron nada las afirmaciones del Gobierno vasco, al que pidió respeto por las decisiones judiciales y más cuando se trata de cuestiones "tan delicadas" como los delitos de terrorismo, al tiempo que rechazó criterios de oportunidad política en los jueces. El portavoz del organismo, Enrique López, aprovechó además para pedir que personas como Galparsoro y partidos como al que pertenece no vuelvan a ocupar las instituciones "y no nos vuelvan a engañar como hicieron hace un año, cuando se permitió que se presentara una lista encabezada por una persona investigada por delitos de terrorismo".

Poco deseable para la democracia

Por su parte, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, criticó la reacción del Gobierno vasco, porque "un gobierno democrático que siempre encuentra excusas para respaldar o excusar a los terroristas y para poner objeciones a la actuación de la Justicia es un gobierno que no sabe cuáles son las prioridades". "No es posible aceptar por más tiempo un gobierno vasco que nunca está de parte de los demócratas, que nunca está de parte de las víctimas y que siempre encuentra un argumento para objetar la actuación de la Justicia", añadió el dirigente popular, que remachó: "Es un gobierno poco deseable en democracia".

El secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, señaló que la postura del tripartio es "conocida": "la de no tocar un pelo a ANV". "Obviamente, las gentes que están en el Gobierno vasco, empezando por los que están del PNV, de EA, son de los que no les tocarían un pelo nunca jamás ni a ANV, ni a nadie del mundo radical abertzale", dijo el dirigente socialista, que atribuyó esta postura que los partidos del tripartito vasco "necesitan" los votos de EHAK en junio "para su consulta" y porque "quieren, en caso de que estas organizaciones no se puedan presentar a las elecciones, intentar conseguir sus votos".

Etiquetas