Despliega el menú
Nacional

ATENTADO SUICIDA EN AFGANISTÁN

El Gobierno no tiene previsto aumentar las tropas españolas en Afganistán

Ni el último ataque a un convoy español en Afganistán ni la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, ni el nuevo ciclo en las relaciones con Estados Unidos que se abre con la llegada del demócrata al Despacho Oval parecen haber modificado la opinión del Gobierno español respecto al número de tropas que hay que mantener en el convulso país asiático. Con el tema abierto y de nuevo sobre la mesa, el PP ha reclamado al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que aclare si aumentará las tropas si se lo pide el presidente electo de EE.UU. mientras que desde el PSOE se insiste en que no hay cambios en los criterios que motivaron el tope de tropas en el exterior.

La posibilidad de un incremento en el número de militares desplegados en Afganistán lleva descartada desde hace meses, después de que tanto la OTAN como EE.UU. hayan reclamado más implicación de los países que participan en la misión internacional bajo el amparo de la ONU en más de una ocasión. Sin embargo, recientemente, durante un debate entre el responsable de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, y el socialista Juan Fernando López Aguilar, éste aseguró que el Gobierno "está dispuesto a dialogar con EE.UU. para incrementar su esfuerzo en Afganistán".

Sin embargo, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, explicó en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva Federal del partido aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha comunicado que "no hay ninguna previsión" de incrementar las tropas en Afganistán. Es más, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, explicó que los criterios que motivaron el máximo de 3.000 militares en misiones en el exterior no han cambiado y, por lo tanto se mantendrá, aunque añadió que apoyará la decisión que adopte al respecto el Gobierno.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, se limitó a afirmar que España "no tiene que tener ningún complejo de lo que está haciendo en Afganistán" porque está "contribuyendo" en las áreas "fundamentales" para la rehabilitación y reconstrucción del país. "Nos tenemos que sentir muy orgullosos", aseveró Moratinos a su llegada al Consejo conjunto de ministros de Exteriores y Defensa de la UE, donde dijo que "la cuestión no es si más tropas", sino que el debate es "cómo llevar a cabo una estrategia político-militar que ponga punto final a esta situación de inestabilidad en este país".

El momento de 'mojarse'

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, en rueda de prensa, dijo haber apreciado diferencias de criterio entre la ministra de Defensa, Carmen Chacón, y el titular de Exteriores sobre la conveniencia de modificar el límite de efectivos en el exterior. Por ello, instó al Gobierno a adoptar una posición unitaria sobre este tema, dejando claro que el PP va a trabajar para que los soldados que desarrollan misiones fuera de España lo hagan con las mejores condiciones de seguridad a través de las enmiendas que, en este sentido, ha registrado el PP durante el debate de los Presupuestos para 2009.

Por su parte, Moragas, consideró que el problema es que algunos dirigentes del Gobierno y del PSOE "eluden la respuesta" a la pregunta cuando "es el momento de mojarse y de adelantar a la sociedad española cuál es la posición del Gobierno, y cuál es su compromiso en esa relación que pretende rescatar con EEUU y con la Alianza Atlántica". Una de las cuestiones que más preocupa al PP, indicó Moragas, es la limitación de soldados en el exterior, ya que "puede acabar provocando un riesgo para la seguridad". En su opinión, la posible intención de revisar ese tope por parte de Chacón "es un avance" y supone "inyectar un poco de racionalidad y realismo al papel de nuestras Fuerzas Armadas en el exterior".

España mantiene en Afganistán un contingente militar de 778 efectivos desplegado en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en la zona occidental del país. Los últimos dos refuerzos del destacamento español se produjeron el año pasado y fueron el despliegue de los 52 instructores militares que fueron objeto ayer domingo del atentado suicida en Herat, el patrocinio de una unida militar afgana en Bagdhis, puesta en marcha en 2008, y el envío de vehículos aéreos no tripulados (UAV) Searcher MKIIJ, destacados en la zona desde hace varios meses.

Etiquetas