Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EL SUELDO DE LOS FUNCIONARIOS BAJARÁ POR PRIMERA VEZ

El FMI y Bruselas respaldan el duro plan de ajuste económico anunciado por Rodríguez Zapatero

Éstas son las principales medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su comparecencia extraordinaria en el Congreso, en la que ha justificado estas actuaciones para acelerar la reducción del déficit.

El presidente en su comparecencia
El Gobierno reducirá un 5% el sueldo de los funcionarios
EFE

El director del departamento europeo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea han mostrado su satisfacción por las medidas de ajuste económico anunciadas esta mañana en el Congreso de los Diputados por José Luis Rodríguez Zapatero. Las dos instituciones, sin embargo, se muestran prudentes y aseguran que, aunque las medidas "parecen ir en la buena dirección", todavía hay que esperar a conocer todos los detalles para determinar si son suficientes para recuperar la confianza.

José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la congelación de las pensiones, la supresión del cheque-bebé y la medida con mayor impacto este año: una rebaja media del 5% en los sueldos de los empleados públicos.

El compromiso con Europa de recortar adicionalmente el gasto público en 5.000 millones de euros este año y en 10.000 millones en 2011 ha llevado a estas drásticas medidas, que para el PP son auténticos recortes de derechos que afectan a todos, mientras la izquierda y los sindicatos avisan ya de posibles movilizaciones.

Zapatero compareció en el Congreso para señalar que los nuevos sacrificios resultan "imprescindibles", y aunque admitió que muchos ciudadanos no entenderán estas medidas impopulares, pidió un "esfuerzo nacional y colectivo". Reconoció además que el ajuste puede restar "algunas décimas" al crecimiento, y avanzó que el Ejecutivo revisará a la baja su previsión para 2011, cuando esperaba que el PIB aumentase el 1,8% .

La medida que supondrá un ahorro más cuantioso, de 2.400 millones en 2010 -casi la mitad de los que se necesita este año- es la rebaja salarial de los funcionarios de las tres administraciones -central, autonómicas y locales- y de los empleados del sector público.

La bajada media este año será del 5 por ciento, proporcional a los ingresos, a la que se sumará el recorte del 15% en los sueldos de los altos cargos y miembros del Gobierno y la congelación salarial en 2011.

El Ejecutivo espera que el Congreso, el Senado y los parlamentos autonómicos, así como el Poder Judicial, tomen ejemplo y también rebajen sus sueldos, lo que, según fuentes gubernamentales, elevaría el ahorro a 3.000 millones.

Las pensiones contributivas sufrirán igualmente con este plan, ya que aunque se revalorizarán este año, se congelarán en 2011; no se tocarán las pensiones mínimas y ni las no contributivas. Además, los nacimientos y las adopciones que se produzcan a partir del 1 de enero de 2011 no se beneficiarán de los 2.500 euros del conocido como "cheque-bebé", una de las medidas "estrella" del Gobierno que entró en vigor en 2007.

El Ejecutivo, que espera un ahorro adicional de 1.200 millones por parte de las comunidades y los ayuntamientos, deberá por otra parte reducir las inversiones del Estado en 6.045 millones en estos dos años.

El recorte en 600 millones de la ayuda al desarrollo, la eliminación de la retroactividad en las prestaciones por dependencia -que ahora se cobran desde que se solicitó la ayuda-, o una nueva reducción del gasto farmacéutico mediante la bajada de los precios de los medicamentos no genéricos o la racionalización de las dosis completan las medidas anunciadas para recortar el gasto.

Ante las críticas generalizadas de la oposición a la improvisación del Gobierno, Zapatero insistió en que sólo ha acelerado un plan ya previsto tras comprobar la semana pasada que los mercados no confiaban en el plan de rescate a Grecia y atacaban a los países con mayor déficit como España.

Zapatero entonces dejó la puerta abierta a que quienes más ganan hagan un mayor esfuerzo fiscal, y dijo estar dispuesto a hablar de ello más adelante y con calma, porque hoy tocaba reducir gasto. Fuentes del Gobierno señalaron sin embargo que la reforma fiscal no está encima de la mesa y pospusieron sin fecha este debate.

Apoyo desde Bruselas

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la Unión, asegura que "España ha anunciado más medidas, incluyendo recortes en salarios y pensiones y en el gasto de inversión, y algunos cambios en los impuestos. Estas medidas parecen ir en la buena dirección, pero la Comisión realizará una evaluación completa cuando conozcamos los detalles de las medidas", anunció el comisario al ser preguntado por su consideraba suficientes las medidas presentadas por Zapatero.

Los ministros de Economía de la UE mantendrán el próximo 18 de mayo una "profunda discusión" sobre las medidas adoptadas por el Gobierno español y los recortes adicionales que tiene previsto adoptar Portugal en los próximos días. Olli Rehn explicó que la aceleración en la reducción del déficit en ambos países es un "componente esencial" del paquete de estabilidad aprobado por los Veintisiete el pasado domingo. Este paquete incluye además la creación de un fondo de rescate dotado con 750.000 millones de euros para frenar el contagio de la crisis griega a España y Portugal.

Positiva reaccion del FMI

El director del departamento europeo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Marek Belka, celebró la "inmediata reacción" de España ante la petición de la UE de que adoptara más medidas de ajuste para reducir su déficit, aunque dijo que todavía es "demasiado pronto" para evaluar si el nuevo plan será suficiente.Belka consideró que los ministros de Economía de la UE tenían "motivos" para pedir medidas adicionales a España y Portugal en la reunión extraordinaria celebrada el pasado domingo por el aumento del diferencial de la deuda de los dos países respecto al bono alemán, que se utiliza como referencia.

"Lo bueno es la reacción positiva de las autoridades de los dos países, al menos en el caso de España, donde ha habido un reacción inmediata", dijo el representante del FMI en declaraciones a la prensa. Insistió en que es "bueno" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya decidido adoptar medidas para recuperar la confianza de los mercados.

Etiquetas