Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

FINANCIACIÓN

El Gobierno remitirá al Congreso antes del verano una ley para mejorar la financiación local

El proyecto, según el PSOE, irá acompañado de otro para reconocer a los ayuntamientos parte de las competencias que ya ejercen.

El Gobierno tiene previsto enviar al Congreso antes del verano una ley para mejorar el sistema de financiación de los ayuntamientos, según confirmó hoy el portavoz socialista en la cámara, José Antonio Alonso. El proyecto iría acompañado de otra norma con la que se actualizarían las competencias que los municipios que no tienen reconocidas ni pagadas, pero ejercen a diario y de manera efectiva.

El grupo parlamentario socialista constituyó este jueves un grupo de trabajo de acción municipal, compuesto por diputados, senadores y parlamentarios autonómicos y europeos que pretende entregar al Ejecutivo un borrador de lo que deberían ser las leyes de Financiación y Gobierno local. Alonso, que informó de la iniciativa en el Congreso acompañado de la portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva, y del responsable socialista de Política Municipal, Antonio Hernando, señaló que los proyectos que aprobará el Gobierno, que podrían tramitarse e incluso aprobarse en el Parlamento este año, persiguen satisfacer las dos grandes demandas de los ayuntamientos: alcanzar la suficiencia financiera y el reconocimiento legal de las competencias que ya ejercen.

Hernando indicó, a su vez, que las grandes líneas de la nueva financiación tienen como objetivo que los ayuntamientos tengan garantizados los fondos precisos para desempeñar su labor, que participen en la recaudación de impuestos -corresponsabilidad fiscal-, y que haya lealtad institucional entre las tres administraciones (central, autonómica y local). En definitiva, señaló, las reformas legales deben asegurar a los gobiernos municipales una mayor recepción de ingresos tanto del Estado como de las comunidades autónomas.

Silva comentó además que la estrategia socialista pasa por que los ayuntamientos «deben tener financiación suficiente para prestar los servicios que realizan y deben tener liderazgo y estar presentes en el debate político».

Los ejes que los portavoces socialistas explicaron que tendrán las nuevas leyes de funcionamiento de las entidades locales coinciden con las demandas que durante años, y de forma especial en los últimos meses, han puesto sobre la mesa los responsables de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Este organismo pretende que la nueva financiación local comience a discutirse ya, por temor a que los incrementos de fondos previstos en el nuevo sistema autonómico agoten el margen de maniobra del que disponen las arcas del Estado.

Promesa

La mejora de la financiación local es una promesa de todos los jefes del Ejecutivo desde Felipe González, pero que nunca se ha cumplido por la negativa, sobre todo, de los ejecutivos autonómicos a ceder parte de sus recursos a las corporaciones. El problema se ha agravado en los últimos años con el recrudecimiento del fenómeno inmigratorio ya que los ayuntamientos deben prestar servicios sociales a las avalanchas de extranjeros que llegan a sus municipios sin tener una financiación específica para asumir esa competencia.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero dice ser sensible a estas demandas municipales, pero primero quiere pactar el nuevo modelo de financiación de las comunidades, que todavía está por cerrar. El problema, sin embargo, volverá a ser el mismo: la disposición de las autonomías a ceder parte de sus recursos para financiar competencias que los ayuntamientios han asumido por la fuerza de los hechos.

Etiquetas