Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

VIOLENCIA DOMÉSTICA

El Gobierno protege al niño frente al agresor

Los ministros desoyen las críticas de las asociaciones judiciales contra la reforma que privará cautelarmente a los padres imputados por malos tratos de la custodia de sus hijos.

Los vicepresidentes Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Salgado, en la rueda de prensa de ayer.
El Gobierno protege al niño frente al agresor
áNGEL DíAZ/EFE

Las críticas de las asociaciones de jueces a la idea de suspender cautelarmente la custodia de los hijos a los procesados por malos tratos no han hecho la más mínima mella en el Gobierno.

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió ayer que esta medida puede afectar al principio jurídico de presunción de inocencia, pero esgrimió que, como ocurre siempre con toda medida cautelar, lo hace para preservar un bien superior; en este caso, para proteger al niño.

La reforma del Código Civil que quiere impulsar el Ejecutivo llega justo cuando José Luis Rodríguez Zapatero trata de recuperar una agenda política de corte social para reconciliarse con sus votantes. Es eso, y lo delicado de la materia, lo que ha levantado suspicacias, incluso entre los miembros de la asociación de Jueces para la Democracia, de perfil progresista. En un comunicado emitido ayer acusaron al Gobierno de utilizar este asunto como "arma propagandística" y de perjudicar con ello a la causa de la lucha contra la violencia doméstica. "Simplifica el problema -dijeron- y solo sirve para desenfocarlo".

Rubalcaba dio por hecho, en cambio, que, o bien los jueces críticos se han lanzado a opinar sin tener una información correcta sobre lo que se pretende hacer, o bien están equivocados. En todo caso, no parece que vayan a ser escuchados. "Cuando conozcan los términos de lo que se planea se darán cuenta de que es una medida superrazonable, que ha ido pensada y debatida en el Parlamento en numerosas ocasiones", dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En casos "muy concretos"

El vicepresidente hizo hincapié así en que la drástica medida solo se aplicará en casos "muy concretos": cuando los padres estén inmersos en un proceso de separación o divorcio y uno de ellos esté imputado por malos tratos. Uno de ellos y, según Rubalcaba, no necesariamente el padre, porque, a pesar de que en la referencia del Consejo de Ministros habla de quien esté inmerso en "un proceso penal por un delito de violencia de género" -un delito que, conforme a la ley, solo se comete contra la mujer-, el número dos del Gobierno aseguró que se aplicará a ambos sexos.

Rubalcaba también destacó que una vez haya sentencia firme, la medida cautelar será revisada. Y alegó que el proceso será en todo caso rápido, algo que limita los posibles perjuicios para el progenitor imputado.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, consideró que es "una incongruencia" que el Gobierno quiera modificar el Código Civil en este aspecto y "rechace" incorporar a los niños como víctimas de este tipo de delitos, al mismo nivel que las mujeres, modificando la Ley Integral.

Etiquetas