Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

Venezuela investigará al etarra Cubillas

El presidente del GobiernoZapatero asegura que no permitirá que ningún terrorista «esté tranquilo» ni en el país caribeño ni en cualquier otro lugar".

El presidente venezolano Hugo Chávez
Muchas llamadas al diálogo y pocas señales de distensión entre Caracas y Bogotá
EFE

El Gobierno de Venezuela abrirá una investigación sobre las actividades del colaborador de ETA Arturo Cubillas, después de que se conociera que ayudó a adiestrar en ese país a los presuntos miembros de la banda terrorista Xabier Atristain y Juan Carlos Besance en 2008.

La decisión fue comunicada este miércoles por el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, a su colega español, Miguel Ángel Moratinos. Horas antes, el Gobierno español había exigido a las autoridades venezolanas que tomasen medidas contra Cubillas, el responsable de ETA en ese país y, según el Ministerio del Interior, el encargado de los cursos de adiestramiento a terroristas. Moratinos transmitió ayer al embajador de Venezuela, Isaías Rodríguez, que España quiere una colaboración «más intensa» en la persecución de miembros de ETA instalados en su territorio. Unas medidas que para el PP son insuficientes ya que, por lo menos, el Ministerio de Exteriores debería haber llamado a consultas al embajador español en Caracas.

El presidente del Gobierno aseguraba este miércoles en declaraciones a Telecinco que España "no permitirá que ningún etarra esté tranquilo en Venezuela, como tampoco lo hará en ningún otro país del mundo". Con respecto a la posibilidad de que miembros de la banda estén recibiendo adiestramiento en el país latinoamericano, Zapatero se mostró convencido de que "las confesiones de los dos terroristas detenidos ofrecen suficientes indicios como para ser investigadas". Además, aseguró que si han tenido algún tipo de cobertura en el país latinoamericano dejarán de tenerla, pero "trabajaremos siempre desde el ámbito de la cooperación".

Las fuerzas de seguridad calculan en torno a las 60 personas la colonia etarra en Venezuela, si bien buena parte están desconectadas de la organización terrorista. Existe, sin embargo, un grupo activo que se ha convertido, según la Guardia Civil, en la nueva retaguardia logística de ETA ante las dificultades que encuentran en Francia para impartir cursillos de adiestramiento.

Hasta ahora, todas las peticiones del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero y de los tribunales españoles para que las autoridades venezolanas actúen contra los miembros de ETA habían caído en saco roto. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco solicitó en marzo la busca y captura de siete etarras con presencia acreditada en suelo venezolano y no obtuvo respuesta. El Gobierno, a su vez, había reclamado la extradición de algunos de ellos y vio rechazadas sus peticiones con variados argumentos, desde que los delitos habían prescrito hasta que los reclamados eran ciudadanos venezolanos y, por tanto, no podían ser extraditados.

Extradición

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, anunció que su departamento trabaja en "una interpretación que permita" llevar a cabo las extradiciones de los terroristas aunque el requerido sea venezolano por matrimonio, como es el caso de Cubillas. De momento, agregó, se ha entregado a las autoridades de Caracas el auto judicial en el que Atristain y Besance confiesan haberse entrenado en su país y "esperamos resultados pronto".

El PP considera insuficientes las gestiones del Gobierno porque la experiencia enseña que el presidente Hugo Chávez ignora las peticiones de España para que coopere más en la lucha contra ETA.

Por esta razón, la secretaria general del partido opositor, Dolores de Cospedal, consideró que es "asombroso" el esfuerzo del Gobierno y, en particular, del ministro del Interior de exculpar a Chávez de las actividades de los etarras en Venezuela.

Etiquetas