Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EXTERIORES

El Gobierno desplegará un avión de patrulla marítima para evitar ataques de piratas en aguas de Somalia

La operación, en la que participarán 90 efectivos entre tripulantes y personal de apoyo, tendrá una duración inicial de tres meses, aunque será ampliable en función de las decisiones que se adopten a nivel internacional.

El Gobierno ha ordenado el despliegue inmediato de un avión de patrulla marítima 'P-3 Orión' para proteger de posibles ataques de piratas a los buques pesqueros y mercantes que operan en aguas próximas a Somalia, después de los últimos incidentes registrados en la zona.

Así lo anunciaron este miércoles en una comparecencia conjunta las ministras de Defensa y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Carme Chacón y Elena Espinosa, respectivamente, quienes aseguraron que el patrullero, que realizará labores de vigilancia y de gestión de información, llegará a la zona este fin de semana.

La operación, en la que participarán 90 efectivos entre tripulantes y personal de apoyo, tendrá una duración inicial de tres meses, aunque será ampliable en función de las decisiones que se adopten a nivel internacional.

"Queremos que este avión sea un auténtico núcleo que dote de una red de información sobre los movimientos de los piratas en esas aguas tanto a los buques pesqueros y mercantes, como a los que están trasladando ayuda del programa mundial de alimentos", remarcó Chacón, quien explicó que el avión facilitará datos a la cédula creada en la Unión Europea para mejorar la coordinación y la efectividad de todos los medios militares presentes en la zona.

Se trata, según la titular de Defensa, de la primera acción que ordena el Ministerio ante este problema, después de que los Veintisiete aprobaran el pasado lunes la creación de una cédula de coordinación contra la piratería que comenzará a operar esta misma semana y que presidirá el capitán de Corbeta español Andrés Breijo.

El Ministerio de Defensa, que se encuentra en conversaciones con el Gobierno francés para operar desde la base de Yibuti, ha optado por el envío de un avión porque la zona tiene una extensión de unas 3.200 millas marítimas y una fragata necesitaría hasta cinco días para recorrerla de Norte a Sur.

Preguntada acerca de si este dispositivo realizará acciones de carácter disuasorio, Chacón insistió en que se ejercerá una actuación de prevención y de obtención de datos, mientras que la cédula de coordinación de la UE es "la que toma las decisiones pertinentes sobre medios militares desplegados".

Además, consideró que la orden de despliegue no tiene por qué ser sometida a la aprobación del Congreso de los Diputados al tratarse de un caso de defensa del interés nacional.

Etiquetas