Despliega el menú
Nacional

El Gobierno no descarta que los etarras tengan un piso franco en Mallorca

El ministro del Interior señala que se investiga el tipo de explosión que causó la muerte a los dos guardias civiles. El cuartel no disponía de cámaras de seguridad.

El delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías, señaló ayer que no descarta que los terroristas tengan un piso franco en Mallorca. Socías incluso defendió que podrían permanecer en el citado piso franco hasta que se "enfríe" el dispositivo judicial desplegado bajo el nombre de Operación Jaula.

Asimismo, subrayó que el atentado podría haber causado una "matanza", sobre todo teniendo en cuenta que el cuartel de la Guardia Civil de Palmanova se encuentra en una zona de tránsito de turistas y que la detonación se produjo en una hora punta.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informó de que se está investigando el tipo de explosión que ocasionó la muerte a los dos agentes, si fue una bomba lapa o no, puntualizó. El coche patrulla de la Guardia Civil donde se produjo la explosión había sido empleado durante toda la mañana por los dos agentes de la Benemérita, señaló Rubalcaba, que visitó el lugar del atentando junto a la ministra de Defensa, Carmen Chacón.

El ministro sí confirmó que los artificieros hicieron explosionar por la tarde cerca del lugar del atentado, en los aledaños de otro cuartel de la Guardia Civil, una bomba lapa ante la imposibilidad de desactivarla.

Emocionado

Rubalcaba, visiblemente emocionado, transmitió desde el lugar del atentado sus "condolencias", su "solidaridad" y su "cariño" a los familiares de los dos jóvenes guardias civiles muertos.

Acompañado por Chacón, el titular de Interior manifestó que desde hace unos días está en marcha en Mallorca un "amplísimo dispositivo" de vigilancia. El miércoles, en Burgos, "ETA falló y no consiguió su objetivo, que era matar", si bien ayer "atinó y mató a dos jóvenes servidores públicos", se lamentó el ministro.

"ETA tiene que saber que los demócratas somos mucho más fuertes que ellos y que tenemos nuestras convicciones, principios y valores y la fuerza que nos da el Estado de derecho; y toda esa fortaleza la vamos a utilizar con total determinación contra la banda terrorista", sentenció.

Mientras, el alcalde de Calviá, Carlos Delgado, aludió a "la posible relajación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los políticos ante la dificultad de que se produjera un atentado en Mallorca" y, en este sentido, lamentó que "lo que parecía que no podía ocurrir en la isla, al final, ha sucedido".

Delgado hizo estas declaraciones tras condenar el atentado de ETA frente al cuartel provisional de la Benemérita de Palmanova, que, según explicó, se encuentra ubicado en unas dependencias municipales a la espera de que se construya uno nuevo para el Cuerpo.

Precisamente, el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana del Consistorio de Calviá, Bartolomé Bonafé, confirmó que el edificio al ser provisional no disponía de cámaras de seguridad, por lo que no se pudo captar el momento en el que los terroristas colocaron el artefacto explosivo en los bajos del vehículo de la Guardia Civil.

El asesinato de los dos guardias civiles es el primer crimen cometido por la banda terrorista en las islas Baleares y lo han ejecutado solo un día antes de que se cumpla el 50 aniversario de la creación de ETA.

Obra de Urrusolo Sistiaga

Los atentados más graves que había registrado la isla se produjeron justo hace 18 años y fueron obra del sanguinario José Luis Urrusolo Sistiaga, cuando estaba al mando del comando Levante. Hizo estallar dos coches bomba que provocaron heridas al hijo de un militar y a un alférez. La isla también pasó a la macabra historia de ETA por ser el lugar en el que la banda intentó asesinar en 1995 al Rey con un rifle de precisión.

La bomba detonada ayer por la banda es el noveno atentado que ejecuta con éxito este año y Sáenz de Tejada y Salva Lezaun son la segunda y tercera víctimas mortales. ETA, en su medio siglo de existencia, ha segado la vida de 206 agentes y oficiales de la Guardia Civil.

Etiquetas