Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MÁS RECORTES

El Gobierno adelgaza la administración de nuevo para ahorrarse dos millones

Desaparecen tres secretarías de Estado, dos generales y tres direcciones generales. El Ejecutivo asegura que ha rebajado en los últimos meses el 12% de los altos cargos.

El Gobierno vuelve a adelgazar la administración para ahorrarse dos millones de euros. El Consejo de Ministros aprobó ayer la desaparición o fusión de tres secretarías de Estado, dos secretarías generales y tres direcciones generales. El recorte, según el Ejecutivo, se traducirá en la desaparición de nueve altos cargos, que se unen a los 33 que ya fueron eliminados a finales del pasado mes de abril.

Tras los recortes aprobados, el Gobierno de Rodríguez Zapatero considera completo el plan de ajuste de altos cargos anunciado la pasada primavera y que ha supuesto una rebaja del 12% de estos puestos. Esta segunda fase de adelgazamiento se había pospuesto hasta julio, una vez concluyera el semestre de presidencia española de la Unión Europea.

No obstante, explicaron fuentes de la Moncloa, todavía queda por llevar a cabo otro 'tijeretazo', que afectará a un centenar de subdirecciones generales de la administración central. Se trata de funcionarios de alto nivel a los que aún no se les ha rebajado el estatus (y el sueldo), puesto que oficialmente no tienen consideración de altos cargos.

El recorte más importante de ayer es sin duda la desaparición de la Secretaría de Estado de Turismo, que hasta ahora estaba dirigida por Joan Mesquida. El ex mando único de las fuerzas de seguridad del Estado seguirá como máximo responsable del Turismo, aunque al frente de una simple secretaría general. Una bajada de rango que los responsables de las empresas turísticas calificaron de "equivocación histórica".

Los ajustes también se han centrado en Exteriores, donde se funden en una sola estructura las secretarías de Estado de Exteriores e Iberoamérica, que pasan a estar dirigidas por el hasta responsable de la segunda, Juan Pablo de Laiglesia. Desparece igualmente el alto representante para la presidencia de la UE (con rango de Secretaría de Estado), que ocupaba el embajador Nicolás Martínez Fresno.

El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos ha visto cómo las direcciones generales se han reducido de 17 a 13. El Ejecutivo recalcó que el "nuevo organigrama debe ajustarse a las exigencias de la política de austeridad". "La acción diplomática española seguirá manteniendo un elevado estándar de calidad, a la vez que aplica una racionalización de su estructura y contribuye al necesario plan de austeridad de la economía española", destacó el Gobierno.

Etiquetas