Despliega el menú
Nacional

GRAPO

El fiscal pedirá 14 años para el GRAPO acusado de ser responsable de la banda

El procesado, que será juzgado en la Audiencia Nacional el próximo miércoles, estaba encargado, según el Ministerio Público, de promover las actividades de los comités regionales y provinciales del PCE (r), especialmente del norte de España, y de dirigir las células clandestinas.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá catorce años de prisión para el miembro del GRAPO Santiago David Garaboa, al que acusa de haber sido el máximo responsable de la comisión de organización de la banda armada y del PCE (r), su órgano político, y que ocupó un piso en Valladolid entre 2002 y 2003.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal Miguel Ángel Carballo le acusa de un delito de integración en banda armada en condición de dirigente, por el que solicita once años de prisión, más otros tres por un delito continuado de falsificación, además de una multa de 600 euros por una falta contra el orden público.

El procesado, que será juzgado en la Audiencia Nacional el próximo miércoles, estaba encargado, según el Ministerio Público, de promover las actividades de los comités regionales y provinciales del PCE (r), especialmente del norte de España, y de dirigir las células clandestinas.

La acusación se sustenta en la documentación hallada en el piso que ocupó en Valladolid entre abril de 2002 y febrero de 2003 cuando lo abandonó "precipitadamente" ante el "temor" que le produjeron las detenciones llevadas a cabo en Francia y España de otros integrantes del GRAPO.

En el registro de aquel piso, que se produjo el 13 de septiembre de 2002, la Policía encontró, entre otro material, doce ejemplares de "Resistencia", órgano de comunicación del GRAPO, unos estatutos del PCE (r) así como póster y pegatinas de este partido, y un documento interno sobre las "caídas" de terroristas del grupo terrorista durante 2002.

También había documentos manuscritos de la miembro de la banda ya condenada Yolanda Fernández Caparós y de María Aranzazu Díaz, en la actualidad presa preventiva de los GRAPO, y huellas de Lucio García Blanco, Ignacio Varela y Marcos Regueira, todos en prisión.

Después de la detención de Santiago David Garaboa, que se produjo el 30 de mayo de 2005 en un tren que cubría el trayecto Montpellier-Barcelona, se descubrieron otros pisos en Madrid, Barcelona, Alicante y Zaragoza que el acusado "precisaba para ejercer clandestinamente su cargo en la banda", señala el escrito del fiscal.

Etiquetas