Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

El etarra detenido el sábado iba a crear otro comando Donosti y asesinar a un empresario

La Policía arresta en un tren en la frontera de Gerona a un terrorista armado que buscaba infraestructura en España.

Ibai Beobide Arza, el etarra que fue capturado el sábado en Guipúzcoa mientras montaba en bicicleta, con una pistola y documentación falsa, tenía órdenes de la cúpula de ETA de crear un nuevo comando Donosti, según mandos de la lucha antiterrorista.

 

La Jefatura de Información de la Guardia Civil ha logrado averiguar, gracias a la documentación que llevaba, que la dirección de ETA le envió a Guipúzcoa en agosto de 2009 para montar la infraestructura del nuevo comando. Beobide se convirtió en miembro a sueldo de la banda a principios de ese año, poco después de ser fichado por las Fuerzas de Seguridad tras participar en la colocación de un coche bomba en la Nochevieja de 2008 en Bilbao contra la sede de la radiotelevisión vasca y otros medios de comunicación.

 

Antes habría participado en otros seis atentados. El primer ataque tuvo lugar el 17 de abril de 2008, cuando colocó una mochila con un potente explosivo frente a la Casa del Pueblo (sede social del PSE) en el barrio bilbaíno de La Peña, que causó heridas a varios ertzainas.

Reaparición

El comando de Beobide reapareció el 8 de junio de ese mismo año con la colocación de otro artefacto en el edificio de la rotativa del diario 'El Correo' en la localidad vizcaína de Zamudio, que causó cuantiosos daños materiales. Poco después, el 20 de julio, el grupo se incorporó a la campaña de verano de ETA y se desplazó a Cantabria para colocar cuatro bombas de mediana potencia en las playas de Noja y Laredo.

 

El comando, al parecer, se disolvió tras ser identificado Beobide el 31 de diciembre de 2008. El etarra huyó entonces a Francia, hasta que el verano siguiente la cúpula ordenó su vuelta a España para captar activistas y buscar una infraestructura en Guipúzcoa. Durante el medio año que llevaba a este lado de la frontera se refugió primero en la casa de Juan María Mariezkurrena Urkizu, detenido el lunes en Hernani. Luego fue acogido en un caserío de esa misma localidad por el matrimonio formado por José Agustín Camacho Elizondo y Miren Josune Balda, también capturados el lunes. En algún momento de esos seis meses también fue ayudado por Euri Albizu Tellería, una militante de ANV que fue igualmente fue arrestada el lunes en la localidad guipuzcoana de Segura. Una quinta persona, de la localidad vizcaína de Larrabetzu, sigue siendo buscada por la Guardia Civil bajo la misma acusación de haber colaborado con el etarra.

 

Según diversas fuentes, entre las primeras órdenes que tenía el comando estaría la de intentar asesinar a un empresario y a un miembro de la Ertzaintza.

Captura en Portbou

Por otro lado, miembros del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer en la estación ferroviaria de Portbou, en la frontera con Francia por Gerona, al etarra no fichado Faustino Marcos Álvarez, quien supuestamente llegaba a España para buscar infraestructura para activar un comando.

 

El arresto tuvo lugar durante un control rutinario en el tren Mare Nostrum/Catalán Talgo. Uno de los agentes sospechó de Marcos Álvarez y le pidió su documentación, que resultó ser falsa. Los funcionarios encontraron un revólver Smith-Wesson calibre 38, 13 cartuchos, tres DNI falsos, dos cartas de identidad francesas, un ordenador portátil, cinco lápices de memoria, dos discos duros, varios cedés y deuvedés y 6.000 euros.

 

Todo ello hace pensar a las Fuerzas de Seguridad que Marcos tenía órdenes de establecerse en España para crear un nuevo grupo. El problema para saber dónde es que, antes de llegar a Cartagena, su destino final, el tren tiene paradas en Gerona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante o Murcia, entre otras.

Etiquetas