Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EN JULIO Y AGOSTO DE 2008

Dos etarras fueron entrenados en Venezuela

Arturo Cubillas ocupó un cargo público en el Gobierno de Hugo Chávez en 2005. Otro de los intructores fue otro miembro de la banda, José Lorenzo Ayestaran.

Los etarras Atristain y Besance
El etarra Cubillas dio cursos de formación en Venezuela en 2008 a los últimos detenidos
EFE

El etarra y alto cargo del Gobierno de Venezuela, Arturo Cubillas Fontan y el también terrorista José Lorenzo Ayestaran Legorburu impartieron cursos de formación en Venezuela en julio y agosto de 2008 a los presuntos etarras Javier Atristain, alias 'Golfo', y Juan Carlos Besance Zugasti, 'Fenómeno', enviados a prisión este lunes por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno por intentar reconstituir el comando Donosti. Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcalba, ha afirmado que el etarra detenido, Juan Carlos Besance Zugasti, estuvo relacionado con al menos dos atentados llevados a cabo en 2001 y 2002; el atentado frustrado de José Ramón Recalde y en los que se acabó con la vida del concejal de UPN en Leiza (Navarra), José Javier Múgica, respectivamente.

La resolución judicial detalla que los dos detenidos acudieron a Venezuela bajo las órdenes del entonces jefe militar de ETA, Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, 'Ata' y contactaron con Cubillas Fontán y Ayestaran Legorburu, que fueron personalmente los que "imparten los cursillos". Cubillas Fontan es desde 2005 director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras del Gobierno de Hugo Chávez y desde 1999 era responsable del colectivo de etarras que viven en Venezuela. Sin embargo, las Fuerzas de Seguridad de Venezuela incumplen desde el pasado mes de marzo la orden de detención internacional cursada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco contra Cubillas Fontán.

Los presuntos etarras, que se han negado a declarar en su comparecencia ante el juez, se les imputa indiciariamente los delitos de integración en organización terrorista, tenencia de explosivos y armas. También, formaron el 'comando Imanol' de ETA en el verano de 2005 en la localidad guipuzcoana de Asteasu, bajo las órdenes del etarra Liher Rodríguez. En sus primeras citas acordaron recabar informaciones para cometer secuestros, entre las que se encontraba la relativa a un empresario de Oñate, así como trasladar material a la localidad francesa de Arette.

En una segunda fase, ya bajo la dependencia de 'Ata', recibieron cursillos de formación sobre métodos de encriptación, desmontaje, limpieza de armas y posiciones de tiro en la localidad francesa de Luz Saint Sauveur. Después, el entonces jefe militar de la banda les ordenó desplazarse a Venezuela. A su vuelta, que hicieron por separado, comenzaron a depender de Ibai Behobide Arza, a quien en noviembre de 2009 facilitaron informaciones detalladas para atentar contra un empresario de Irún. Después le entregaron información sobre miembros de la Ertzaintza, entre ellos un agente de la localidad Villabona.

Besance se queda a cargo del material del comando

Tras la detención de Beobide, en febrero de 2010, Atristain permaneció oculto hasta que se entregó a las autoridades francesas en el aeropuerto de Biarritz. Mientras tanto, Besance se quedó a cargo del material con que contaba el 'comando', lo que le dejó "descolgado de la organización". Los días 27 y 28 de septiembre pasados Besance y Atristain se reunieron para deshacerse de este material, lo que ha permitido su detención.

A Besance, que habría participado en el atentado de agosto de 2002 contra la casa cuartel de Santa Pola (Alicante)--en el que murieron dos personas, entre ellas una niña de seis años--, se ha incautado en una bajera de su propiedad situada en Villabona (Guipúzcoa) explosivo para fabricar hasta 100 kilos de amonal, una pistola de la misma marca que la anterior, dos cargadores, 50 cartuchos de 9 milímetros, cordón detonante, ocho detonadores, un kilo de pentrita, un Renault 19 robado y diez dispositivos de iniciación, entre ellos una bomba lapa.

Por su parte, Atristain tras su detención en Guipúzcoa, los agentes hallaron en un trastero; 75 kilos de cloratita, casquillos y munición, seis detonadores, tres dispositivos lapa, un dispositivo de radiomando para la activación de coches-bomba, 48 cartuchos de pistola y 20 rabizas de detonadores usados. Además en su casa de San Sebastián, escondía una pistola Smith&Wesson, 50 cartuchos, 20 placas de matrícula sin troquelar, dos detonadores, dos temporizadores y abundante material informático.

El 'talde Imanol' era uno de los tres grupos que Ibai Beobide Arza, alias 'Manex', se encargaba de dinamizar hasta su detención el 13 de febrero pasado. Junto a los otros dos, uno denominado 'Ezpala' y otro que el juez Moreno indicaba que era "de Algorta", configuraban el nuevo 'complejo Donosti', que habría llegado a tener hasta 15 pistoleros y colaboradores.

"Llevaban actuando desde 2008"

Por su parte, Rubalcaba en su visita en Navia donde ha inagurado un cuartel de la Guardia Civil en dicha localidad, ha explicado que los los arrestados pertenecían a un comnado de leagles que "llevaban tiempo actuando, o por lo menos en ETA desde el año 2000".

Además, los detenidos estuvieron entrenándose en Venezuela en el año 2008 bajo la dirección de dos presuntos etarras ya detenidos en Francia en 2009 y 2010. Por lo que, según el ministro, "estamos hablando por tanto de importantes detenciones para poder esclarecer algunos atentados que hasta ahora no estaban claros".

En este sentido indicó que el Gobierno "no va a cambiar ni una coma en su política antiterrorista" a pesar de las treguas anunciadas por la banda terrorista. "ETA ha dicho lo que ha dicho y el Gobierno no parará y seguirá desarticulando comandos", dijo Rubalcaba.

Al respecto, el Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación "analizará" el auto del juez de Moreno y tras ello, el Ministerio "tomará las decisiones que considere oportunas", ha añadido el portavoz, que no ha avanzado si España pedirá algún tipo de aclaración o información al Gobierno de Hugo Chávez.

Igualmente, el portavoz del Ministerio ha querido precisar que de la información que se ha conocido del auto no se puede concluir que el Gobierno de Chávez tuviera conocimiento o respaldase las actividades llevadas a cabo por Cubillas.

Venezuela debe explicaciones

Los sindicatos policiales han exigido al Gobierno que pida explicaciones al Ejecutivo venezolano Chávez por la formación de etarras. El portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), Alfredo Perdiguero, ha recordado que no se trata de delincuentes comunes, sino de "asesinos" a los que no se debe dar "tregua" y ha reiterado la necesidad de tomar medidas una vez que han sido los propios terroristas los que lo han confirmado. "No podemos permitir que un Estado que dice que es democrático adiestre y enseñe a asesinos", ha advertido.

Por su parte, el portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP), ha recordado que se sabía "perfectamente que en algunos países de América se ha formado a etarras a lo largo de la historia", por ello ha acusado al Ejecutivo venezolano de ser "bastante tolerante con algunos colectivos". Además, ha lamentado que el Gobierno español ha mantenido una posición "muy tenue" sobre este asunto y le ha exigido que reclame "contundencia" a Venezuela para que facilite toda la información de la que disponga sobre los terroristas que viven en el país o son allí formados.

La misma postura ha mantenido el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José María Benito, quien ha recordado que ya se tenía "constancia de que había etarras que estaban siendo adiestrados por otros terroristas que estaban viviendo en el país con total impunidad. Esa investigación hay que realizarla y pedir responsabilidades a quien corresponda".

Etiquetas