Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PONENCIA DEL PP

El PP critica la postura "obstruccionista" del PNV en la lucha contra ETA

La ponencia, que María San Gil anunció el pasado domingo que no estaba dispuesta a firmar, ha sido presentada en rueda de prensa por José Manuel Soria y por Alicia Sánchez Camacho, quien ha asegurado que se trata de marcar la acción política del PP para los próximos tres años.

El PP juzga que el PNV no colabora en la derrota de ETA y mantiene una postura "obstruccionista" en la lucha antiterrorista, una actitud que contribuye al debilitamiento de la Nación española y que ha contagiado al resto de nacionalismos, que han intensificado un "proceso disgregador" del país.

Éstas son algunas de las reflexiones que se incluyen en la ponencia política que el PP presentará a su XVI Congreso Nacional, que se celebrará del 20 al 22 de junio en Valencia.

La Junta Directiva Nacional encargó la redacción de esta ponencia a la líder del PP en el País Vasco, María San Gil, al presidente del partido en Canarias, José Manuel Soria, y a la diputada por Cataluña Alicia Sánchez Camacho. Sin embargo, San Gil anunció el pasado domingo que no estaba dispuesta a firmar la redacción final del texto por discrepancias de criterio.

Así las cosas, la ponencia ha sido presentada en rueda de prensa únicamente por Soria y por Alicia Sánchez Camacho, quien ha asegurado que se trata de marcar la acción política del PP para los próximos tres años.

Soria, quien también es vicepresidente del Gobierno canario, se ha apresurado a aclarar que Coalición Canaria, con la que el PP gobierna en las islas, no forma parte de ese grupo de nacionalismos que pretenden disgregar la Nación española.

Pero ha incidido en que las tensiones introducidas en el modelo territorial durante la pasada legislatura "han dañado los principios de igualdad y solidaridad" y han quebrado el modelo de financiación autonómica.

El PP considera necesario, por esa razón, garantizar la existencia de un Estado eficaz y cohesionado y proclama la "plena vigencia" del Estado de las Autonomías. La ponencia sostiene que se han resquebrajado los consensos básicos de la Transición, porque hay fuerzas políticas "empeñadas en romper los fundamentos" de la convivencia y el Gobierno socialista "no ha sabido o no ha querido ejercer sus responsabilidades".

Nación española

Frente a lo que otros proponen, la España constitucional no es para el PP una confederación de naciones ni un Estado federal, sino una sola Nación cuya soberanía corresponde en exclusiva al pueblo español.

En Cataluña y el País Vasco, y en menor medida en Galicia, ha dicho Soria, la existencia de partidos nacionalistas, "claramente separatistas y en algunos casos vergonzosamente antidemocráticos", como el PCTV y ANV, la autonomía constituye un punto de partida "para avanzar hacia la meta final de la independencia".

"La permanente deslealtad al marco autonómico y sus límites han otorgado a los partidos nacionalistas una capacidad de arbitraje y desestabilización del modelo diseñado en nuestra Constitución que no podemos admitir", recalca el texto.

Critica la ponencia la reforma del Estatuto de Cataluña, del que dice que es ajeno a la Constitución y que plantea "relaciones inadmisibles con el Gobierno de España".

El PP se describe como un partido de centro, liberal y reformista, que hace de la moderación el eje central de su discurso y de su praxis política, de acuerdo con el texto, que consta de 236 puntos divididos en 11 apartados.

Y resume sus valores en la defensa de la democracia, el mercado libre, el imperio de la ley, los derechos humanos, la separación de poderes, la libertad individual y la derrota de ETA.

Defiende este partido los valores superiores de la Constitución y sus símbolos, la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político y la existencia de un Estado fuerte, que tenga, además, una voz "potente y clara" en el mundo.

Crítica al PNV

Censura duramente al PNV, porque, a juicio del PP, "condena el terrorismo, pero, al mismo tiempo, todos sus actos desmienten sus palabras".

"Su actitud en relación a la lucha antiterrorista es siempre obstruccionista. No se puede decir que el PNV es partidario del terrorismo de ETA, pero sí podemos afirmar que no colabora en su derrota", mantiene el PP.

Al hilo de lo anterior se reafirma en que la actitud del PNV "ha contagiado el resto de nacionalismos que hay en España", que han iniciado una ofensiva para "intensificar un proceso disgregador de la Nación española".

Desde sus propuestas programáticas el PP se compromete a seguir trabajando para que España cuente con consensos esenciales" en los grandes asuntos de Estado, como la lucha contra ETA, la organización territorial, la justicia y la política exterior.

Y, tras considerar que "sin libertad no hay democracia", defiende una política económica al servicio del bienestar conjunto de la sociedad y basada en la libre iniciativa privada.

La educación, la familia, la reforma de la justicia, mejorar las oportunidades de los jóvenes o establecer una nueva política de seguridad son otras de las cuestiones recogidas en la ponencia política.

Etiquetas