Despliega el menú
Nacional

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

El PP critica el nuevo modelo de financiación pero no vota en contra porque aporta más fondos

Los cálculos que hacen las comunidades autónomas elevan a 13.797 millones de euros la aportación extraordinaria del Gobierno al nuevo sistema de financiación, una cifra que no se compadece con los 11.000 de los que habla el Ejecutivo. De momento, no hay forma de aclarar esta disparidad. Sólo los interesados lo saben, pero uno, el Ministerio de Economía, calla; y los otros, las autonomías, arriman el ascua a su sardina. Las que apoyaron el modelo se dan por satisfechas con los números de Hacienda, y las que no lo apoyaron fundamentan su insatisfacción en esos mismos guarismos.

La decisión del Gobierno de no dar publicidad a los términos numéricos del acuerdo de financiación, con el argumento de que nunca antes se había hecho pública esa información, conllevaba el riesgo de que cada territorio contara lo que quisiera. Así ha sido.

Las cifras manejadas por los presidentes autonómicos o sus consejeros de Economía no cuadran con el anuncio oficial de los 11.000 millones que aportará el Ejecutivo, no ahora sino en 2012.

La aportación gubernamental para este año será del orden de los 6.300 millones de euros, el 58% del fondo total, y en los años sucesivos crecerá al 70 y 80% para llegar al cien por cien dentro de tres años.

Hecha esta precisión, los números no casan y Salgado no piensa deshacer el entuerto porque considera que corresponde a las comunidades especificar cuánto les ha correspondido en el reparto.

Éstas, a su vez, dicen que es responsabilidad de la vicepresidenta segunda decir qué cantidad recibirá cada territorio. Mientras unos y otros se lanzan la pelota, el misterio persiste y se presta a múltiples interpretaciones.

Unas comunidades exhiben los números como un trofeo si forman parte del grupo que apoyó el nuevo sistema o un desdoro si no lo respaldaron. Así por ejemplo, Madrid o la Comunidad Valenciana dicen que recibirán 1.700 y 1.300 millones, una suma, a su juicio, insuficiente. En el otro bando, Cataluña y Andalucía se muestran satisfechas con los 3.855 y 3.133 millones de su cuota.

Milagro

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, se permitió ironizar sobre el baile de cifras y animó al Gobierno a "hacer el milagro de los panes y los peces" para que 11.000 millones den para repartir casi 14.000. El presidente balear, el también socialista Frances Antich, a su vez, puso en duda todas las cifras mencionadas porque "en estos momentos" ninguna comunidad sabe a ciencia cierta cuánto va a recibir y sólo lo sabrá "a finales de julio".

El PP intenta acabar con esta ceremonia de la confusión y ha presentado una solicitud en el Congreso para que Salgado comparezca y explique "la cantidad en que se concretará para comunidad autónoma el nuevo sistema de financiación". Algo imposible porque la vicepresidenta podría precisar la cantidad que irá a parar a cada territorio del aporte adicional del Gobierno, pero no del total del sistema porque dependerá de cómo evolucione la recaudación fiscal, entre otros parámetros.

La portavoz opositora en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, se quejó de que "lo único que hemos tenido hasta ahora son ciertas cifras, algunos comentarios y pocas explicaciones concretas" porque Salgado ha optado por hacer "política de rueda de prensa en rueda de prensa" y ahora lo que corresponde es "hacer política donde toca, en el Parlamento". También puso en duda la credibilidad del presidente del Gobierno porque su palabra está "bajo mínimos" y es razonable "dudar" de que vaya a cumplir lo que ha prometido a las diferentes autonomías.

Etiquetas