Nacional
Suscríbete por 1€

VIOLENCIA DOMÉSTICA

El Congreso retira su sugerencia de que el alcohol y las drogas sean agravantes en delitos de maltrato

El Congreso no propondrá finalmente que el alcohol y las drogas sean considerados factores agravantes en los delitos de violencia de género. La sugerencia, planteada inicialmente en un documento elaborado por la subcomisión parlamentaria de Igualdad, decayó este martes a la hora de su votación definitiva y fue retirada a petición del PP y de CiU, después de las críticas recabadas en el ámbito judicial. Aunque la propuesta contó la semana pasada con el acuerdo de todos los grupos, 'populares' y convergentes dieron hoy marcha atrás y fueron secundados luego por el resto de las formaciones parlamentarias. No obstante, aunque no se pida su consideración como agravantes, la redacción final del texto apuesta por que el alcohol y las drogas tampoco sean atenuantes penales del maltrato, como ocurre con la legislación actual. Hoy, si un hombre pega a una mujer estando ebrio o drogado, su delito se atenúa. El Congreso considera que esto es un error que la legislación debiera subsanar de alguna manera.

El informe corregido fue aprobado por unanimidad en la Comisión de Igualdad del Congreso y el Senado. Entre sus casi 50 recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la ley integral contra la Violencia de Género incluye además que los hombres condenados por maltrato a sus parejas o ex parejas pierdan la custodia de sus hijos, y que el juez decida si le prohíbe además ver a los niños por el bien de éstos. Este punto también quedó rebajado en su redacción definitiva a petición de CiU. En el borrador se pedía la supresión total y automática del régimen de visitas para el agresor condenado.

Estas conclusiones serán elevadas al Ejecutivo, que será quien decida si las adopta o en qué medida pueden ser incorporadas a la norma en vigor. Los grupos políticos recomiendan, asimismo, que la orden de protección para la madre pueda ser extensiva a sus hijos, y la revisión del artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que permite a las mujeres no declarar judicialmente contra sus maridos.

En los casos de violencia de género, cuando ella es la víctima, ese derecho legal a menudo se le vuelve en contra por la interpretación de algunos jueces. La Comisión pide que se informe adecuadamente a las mujeres maltratadas sobre este precepto y evitar que lo que es un derecho se convierta en un obstáculo que dificulte su protección y el castigo al maltratador.

Por este motivo es importante, recuerdan los legisladores, que la víctima tenga "asegurado el acompañamiento durante todo el proceso y, para ello, es particularmente importante contar con asesoramiento jurídico previo a la denuncia y a la solicitud de la orden de protección".

Recursos

Los grupos parlamentarios reclaman además más recursos económicos y personales para subsanar fallos en el 'paraguas' de protección integral a las mujeres maltratadas, tanto en el ámbito policial, jurídico, asistencial, laboral y otros. Mejorar la formación cualificada y la especialización de los operadores jurídicos - jueces, fiscales, secretarios judiciales-, sanitarios y otros en relación al fenómeno de la violencia machista. Y prestar especial atención -dice el informe- al frente educativo y cultural, en especial al lenguaje de género, "que conforma la estructura del pensamiento", y al tratamiento del maltrato en los medios de comunicación. En sus cuatro años de funcionamiento, la ley integral ha demostrado ser un "instrumento eficaz" en la lucha contra esta lacra, pero debe ser sometida a evaluación constante para garantizar resultados cada vez mejores, recalcan los diputados.

Etiquetas