Nacional
Suscríbete

CAMBIOS EN LA CARTA MAGNA

El Congreso ratifica la reforma de la Constitución

Pasa al Senado tras ser aprobada con 316 votos a favor y 5 en contra, en un pleno con marcadas ausencias y en el que IU ha impedido un acuerdo de PSOE y PP con CiU.

Zapatero y Salgado durante el pleno en el Congreso
El Congreso ratifica la reforma constitucional
EFE

El Congreso aprobó con 316 votos a favor y 5 en contra (entre ellos dos socialistas) la reforma de la Constitución para establecer una regla presupuestaria, en un pleno con un 10% de ausentes y en el que IU impedió un acuerdo final de PSOE y PP con CiU.

Votaron a favor el PSOE (excepto Antonio Gutiérrez y José Manuel Bar Cendón), el PP y UPN, mientras que se manifestaron en contra los dos diputados de Coalición Canaria y la líder de UPyD, Rosa Díez.

De forma inusual, los diputados de ERC, ICV, BNG y NaBai abandonaron el salón de plenos al llegar la hora de la votación, en la que más de tres quintos de la Cámara ratificaron la reforma del artículo 135 de la Constitución, que ahora pasa al Senado.

Los dos partidos mayoritarios estuvieron toda la mañana buscando a CiU para tratar de que al menos se abstuvieran. Ofrecieron a los nacionalistas hasta cinco enmiendas transaccionales y, antes de la votación, el presidente del Congreso interrumpió la sesión cinco minutos que se convirtieron en media hora para dar tiempo a esas negociaciones improvisadas.

Negociadores del PSOE y del PP corrían por los pasillos del hemiciclo enseñando papeles al portavoz nacionalista, Josep Antoni Duran i Lleida, que se mantenía sentado en su escaño viendo como subían y bajaban los representantes de los dos grupos mayoritarios y negando con la cabeza cuando le enseñaban algún escrito.

Al final, CiU aceptó dos de esos textos de última hora para modificar puntualmente unos párrafos de la reforma pero no pudieron votarse porque, para ello, exigían la unanimidad de la Cámara y el diputado de IU, Gaspar Llamazares, se opuso. Luego se ganó abucheos de diputados de PSOE y PP al intentar salir del hemiciclo y no participar en la votación final.

"Se trata, aunque se pierda, de mantener la dignidad del Parlamento, burlado por un tramite fraudulento, y la de parlamentario, que no es oveja", se justificó después, recordando que la Mesa del Congreso había vetado las enmiendas de las minorías presentadas en plazo.

Así las cosas, los nacionalistas de CiU decidieron no participar en la votación final de la reforma constitucional, aunque sí habían participado en el resto, entre otras cosas apoyando la idea de ERC de otorgar a Cataluña el régimen de concierto económico.

Eso sí, en esos acelerados momentos finales de la sesión parlamentaria hubo también tiempo para que Bono procediera a introducir una corrección gramatical en la proposición de ley de PSOE y PP por incluir la expresión "en relación a" en lugar de la correcta "en relación con". Según dijo a los diputados, lo había consultado con el director de la Real Academia, José Manuel Blecua.

Etiquetas