Nacional
Suscríbete por 1€

POLÍTICA

El Congreso da la espalda al PP y le acusa de atacar Sitel para cerrar el caso Gürtel

La mayoría del pleno del Congreso rechazó este martes la iniciativa del PP que duda de la legalidad de Sitel, el sistema de escuchas utilizado por el Ministerio del Interior, porque cree que los 'populares' sólo atacan este instrumento policial para poder anular la investigación judicial del 'caso Gürtel', que salpica a varios de sus dirigentes. En este argumento insistieron todos los que votaron contra la proposición, e incluso alguno de los que se abstuvieron, pese a que la dirección del PP rechazó el lunes tal posibilidad.

La proposición no de ley del PP fue derrotada por 179 votos (PSOE, ERC, IU y BNG) frente a 148 (PP y UPyD), con la abstención de los nacionalistas del PNV, CiU y Coalición Canaria (CC). Los grupos parlamentarios, a excepción del de Rosa Díez, dejaron sólo al PP en la defensa de una iniciativa en la que ha centrado buena parte de sus ataques al Gobierno en las últimas semanas.

El fracaso de la proposición tuvo mucho que ver con el comentario realizado por la portavoz del Gobierno de Francisco Camps, que indicó que si se demuestra que Sitel es ilegal pedirán la anulación del 'caso Gürtel', y con la declaración de la secretaria 'popular', Dolores de Cospedal, que afirmó que las dudas sobre este sistema consolidan su sospecha de que el Gobierno espía ilegalmente a políticos. Sin embargo, la secretaria general negó tajantemente que su partido vaya a utilizar el argumento de la ilegalidad de Sitel para pedir la anulación del caso Gürtel.

El diputado 'popular' que defendió la proposición en el pleno, Esteban González Pons, pese a la derrota, se mostró "contento" por el debate. Aunque varios grupos parlamentarios confirmaron la legalidad de Sitel y descartaron que el Gobierno espíe a los dirigentes políticos, al tiempo, se mostraron favorables a abordar una regulación legal más detallada y adecuada de las escuchas policiales. En concreto, Pons comprometió su apoyo a la proposición de ley que presentarán PNV y CiU para regular los puntos de contacto entre el derecho a la intimidad y la intervención judicial de las comunicaciones.

Estrategia o Gran Hermano

El diputado más duro con el PP fue el socialista Antonio Hernando, que negó que la policía o el Gobierno realicen escuchas ilegales, aunque dijo que "eso es posible que sí haga dentro del PP", en referencia al caso del espionaje en la Comunidad de Madrid, y denunció que a "Mariano Rajoy no le ha importado poner patas arriba el Estado de Derecho sólo por una estrategia jurídica en el caso Gürtel".

ERC pidió a los 'populares' que "abandonen la confabulación y la tradición de teorías conspirativas" e indicó que la campaña contra Sitel es "una estrategia calculada del PP" para tapar los casos de corrupción. En los mismos términos se pronunciaron IU y BNG.

Francisco Jorquera, portavoz de los gallegos, comentó que "no podemos avalar que un sistema comprado por Rajoy, pagado por Cospedal y puesto en marcha por Acebes pueda ser usado por este partido como un arma arrojadiza para ocultar las pesquisas contra militantes del PP".

El partido opositor, que el miércoles volverá a la carga con Sitel en la sesión de control al Gobierno, indicó que "hace falta una ley orgánica que nos proteja de los ojos y los oídos del Gran Hermano -en alusión al estado policial descrito por George Orwell en la novela 1984-, que puede convertir la libertad individual en un chiste". Pons cree que sin esa ley específica, que ahora no existe, "la seguridad de que las grabaciones (policiales) que llegan hoy a los jueces son los originales es sólo cuestión de fe".

Etiquetas