Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

Los presos de ETA se suman al acuerdo que pedía un alto el fuego

El llamado Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos (EPPK) ha enviado un comunicado al diario Gara en el que pide a ETA un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional".

Martín Garitano saluda a familiares de presos etarras
Garitano aprovecha una fiesta vasca para defender a los presos de ETA
EFE

El colectivo de presos de ETA ha hecho público un comunicado en el que ha decidido sumarse al 'Acuerdo de Gernika', el texto que pide a la banda armada un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional" y al Gobierno, un cambio en la política penitenciaria.

Este llamado 'Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos' (EPPK), que agrupa a los reclusos de ETA, ha enviado un comunicado al diario Gara que lo publica integro en su edición del sábado.

En el comunicado enviado a Gara, que este viernes por la tarde había adelantado en su edición digital las líneas fundamentales- el colectivo de presos de ETA opina que el acuerdo se ha convertido en "la referencia" para la construcción de un escenario democrático y que en esa medida tiene también su apoyo.

"Por encima de los límites y los obstáculos de los Estados que nos tienen cautivos, EPPK manifiesta su compromiso firme de empujar para avanzar en el proceso democrático", señala el colectivo. Pese a aceptar que lograr que ese escenario democrático "no es un reto cualquiera", los presos de ETA recalcan su "convencimiento" de conseguirlo y anuncia su "compromiso total con impulsar el proceso democrático hasta el final".

En el comunicado explican que durante los últimos meses se han producido aclaraciones sobre los contenidos del Acuerdo de Gernika y que en ese sentido "ha quedado clara la necesidad de aplicar enseguida y sin contrapartidas, los derechos que nos corresponden".

Los firmantes del Acuerdo de Gernika enviaron en junio pasado una carta a este colectivo de presos de ETA para detallarles su propuesta. La intención inicial de los firmantes era reunirse con los presos etarras para informarles del "proceso político abierto en Euskal Herria", pero no recibieron autorización de Instituciones Penitenciarias. Por este motivo, les remitieron la carta.

Un año después de la presentación del acuerdo

Su adhesión llega cuando el domingo se cumplirá un año de la presentación de este pacto, que, bajo el título de 'Acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas', fue presentado en Gernika el 25 de septiembre del año pasado por la izquierda abertzale, EA, Aralar, Alternatiba y la formación política francesa AB.

El texto pedía a ETA un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional como expresión de voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada". ETA declaró posteriormente, el 10 de enero, un alto el fuego, pero no el abandono definitivo de su actividad.

Además, el acuerdo instaba al Gobierno a iniciar un "proceso democrático" para el final del terrorismo, con pasos como la derogación de la Ley de Partidos y la modificación de la política penitenciaria.

Detallaba medidas como el fin de la dispersión, la liberación de los reclusos con graves enfermedades, la concesión de libertad provisional a los presos preventivos pendientes de juicio y también la de los que "hayan cumplido los requisitos legales" para obtenerla.

Etiquetas