Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

El CNI alerta de que Al Qaeda ultima secuestros como el de los cooperantes

El servicio secreto y Exteriores avisan de que el riesgo es extremo en Mauritania, Mali y Níger, y muy elevado en Argelia y Burkina Faso.

Con razón el Gobierno y la Generalitat de Cataluña han redoblado en los últimos días los mensajes para que las caravanas solidarias no emprendan nuevos viajes por los países del Sahel africano. La situación de seguridad en la región y en el sur del Magreb a cuenta de la omnipresencia de Al Qaeda ha empeorado en los cinco últimos meses y, aún más, en las últimas dos semanas.

Solo diez días antes de que Albert Vilalta y Roque Pascual fueran liberados, los servicios de Inteligencia (CNI) y diplomáticos españoles en el norte de África advirtieron al Ministerio de Exteriores de que Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) prepara desde marzo una ofensiva de gran envergadura para secuestrar a cualquier occidental preferentemente en Mauritania, Mali y Níger, y en menor medida en Burkina Faso y Argelia.

Los terroristas, según los informes remitidos este mismo mes por las 'antenas' de Defensa y de los países amigos, llegaron a acuerdos la pasada primavera con delincuentes comunes para que, como ocurrió en el caso de los cooperantes catalanes, sean estos los que se encarguen, a cambio de dinero, de descubrir dónde hay extranjeros para ponérselos en bandeja a los activistas del AQMI.

En el caso de los voluntarios de Barcelona Acciò Solidaria, ese trabajo corrió a cargo Omar Saharaui, que organizó la emboscada y la captura y después vendió a sus rehenes por 15.000 dólares (13.800 euros) a los islamistas.

Desaconsejado viajar a la zona

Responsables de la seguridad del Estado desvelaron que estos nuevos y alarmantes datos recopilados por el CNI, que se basan también en informaciones de los servicios secretos franceses, están detrás de las nuevas alertas que Exteriores incorporó a su web los días 13, 16 y 23 de agosto para todos los españoles que planeen viajar a Mauritania, Mali y Níger, unos desplazamiento que el Gobierno desaconseja.

El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos prefiere no andarse con rodeos tras el secuestro de los barceloneses y ha reproducido casi textualmente en sus alertas los avisos de los servicios secretos: "Según fuentes muy bien informadas, los grupos terroristas que están operando en el Sahel proyectan llevar a cabo la ejecución de otros secuestros en dicha región contra ciudadanos occidentales". "Con tal objetivo, desde el 26 de marzo de este año, dichos grupos terroristas han intensificado su potencial relación con los traficantes y suministradores de armas, para localizar en esa región a posibles futuras víctimas", apostilla Exteriores, citando al CNI, en el espacio dedicado a Mauritania.

Los análisis sitúan a Mali en casi la misma situación de peligro. Los servicios españoles, que en ese país trabajan codo con codo con los franceses, informaron a Exteriores a mediados de agosto de que sus colegas galos habían descubierto a principios de este mes un plan fallido para llevar a cabo secuestros de occidentales en la turística ciudad de Segou.

La última alerta seria del CNI es sobre Níger y es aún más reciente, de esta misma semana, y Exteriores se hizo eco de ella el pasado lunes. La situación es muy complicada, aunque no extrema, en Argelia y Burkina Faso.

Etiquetas