Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TRIBUNALES

El CGPJ sanciona con 2.500 euros a un juez por falta de higiene

La Comisión Disciplinaria impone otros 5.000 euros al titular del Juzgado de lo Social de Talavera por maltrato a sus funcionarios.

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el mismo órgano que impuso una multa de 1.500 euros al juez Rafael Tirado por las irregularidades del caso Mari Luz que llevaron al asesinato de la niña, ha castigado con 2.500 euros al juez titular del Juzgado de lo Social de Talavera de la Reina (Toledo), Ángel Luis del Olmo, por la falta de higiene de la que se quejaron sus subordinados. Además, le ha impuesto otros 5.000 euros por el maltrato a sus funcionarios.

"No tengo halitosis y el problema del presunto olor corporal pudo pasar puntualmente una semana que me quedé sin agua en mi casa", respondió ayer Del Olmo Torres, quien anunció, además, que recurrirá las multas.

El juez atribuyó las sanciones al "mal ambiente laboral de su juzgado" y arguyó que no se le ha permitido aportar testigos ante la comisión disciplinaria.

Casi todos los empleados de este juzgado se pusieron de acuerdo a finales del pasado año para denunciar al juez. Entre otras cosas, acusaron a Del Olmo de dictar sentencias mientras orina en el servicio de su despacho, ordenar hacer la compra doméstica a sus subordinados y fumar sin tener en cuenta que está en dependencias públicas.

Por si esto fuera poco, "huele muy mal, la boca le huele fatal y el hedor es tan insoportable que a veces han tenido que salir corriendo a vomitar", aseguró Dolores Castejón, responsable de la sección sindical de CC. OO. en la Administración de Justicia de Toledo.

Bajas por depresión y ansiedad

El magistrado, que niega cada una de estas acusaciones, es al mismo tiempo el juez decano de Talavera de la Reina. En este decanato, según Comisiones Obreras, también ha tenido problemas con varios funcionarios que se han acogido a bajas por depresión y ansiedad.

"Cuando en un sitio hay tantas bajas por depresión es por algo", afirmó la representante de este sindicato, quien pidió someter a los escalafones más altos de la Justicia a pruebas psicológicas "similares a las que se realizan a las Fuerzas de Seguridad del Estado".

Respecto a la acusación de abuso de autoridad hacia los funcionarios, Del Olmo dijo que las relaciones laborales en su juzgado son "como en cualquier otro puesto de trabajo; hay gente con la que te llevas bien y gente con la que te llevas mal". "Procuro -añadió el juez sancionado- que haya un ambiente cómodo y que la gente no esté agobiada, pero cumplo el horario y hago cumplirlo a los demás y por eso soy el malo de película. Pero las sentencias tienen que salir, es primordial la rapidez". Además, afirmó que implantó un sistema de turnos razonable y que no había quejas hasta que no empezaron los problemas con el secretario.

Etiquetas